García Álvarez critica a Méndez de Vigo que los presupuestos para educación reflejan "irresponsabilidad, electoralismo y falta de valor"

La diputada de IU defiende las enmiendas de su grupo en los Presupuestos Generales a la sección de Educación y denuncia el repentino interés del Gobierno por algunos temas sensibles a los que no ha hecho caso en años: “¿Ahora se acuerdan ustedes de las necesidades de libros de texto de miles de familias y de miles de niños?¿Ahora se van a dar cuenta de que miles de niños necesitan comer para poder desarrollarse intelectualmente?”

La diputada de Izquierda Unida y portavoz parlamentaria de Educación, Caridad García Álvarez, aseguró al titular de este departamento, Íñigo Méndez de Vigo, durante el debate en el Congreso de los Presupuestos Generales del Estado para 2016 que las cuentas que presenta en esta materia reflejan “irresponsabilidad, electoralismo y falta de valor”.

García Álvarez defendió esta mañana las enmiendas de su grupo parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA a la sección de Educación y criticó al ministro del ramo que “resulta un tanto lamentable, un tanto penoso, comprobar cómo desde este atril se hace propaganda electoral, porque no estamos hablando de unos presupuestos cualquiera, estamos hablando de unos presupuestos tremendamente electoralistas”.

La parlamentaria de IU inició su intervención respondiendo a las valoraciones vertidas con anterioridad por distintos miembros del Ejecutivo del PP sobre la polémica celebración del Toro de la Vega. “Señorías, señor ministro -dijo-, ni es tradición ni es cultura, es tortura. El Toro de la Vega, como otros eventos donde se tortura y maltrata a animales, debe desaparecer y hay que hacerlo desaparecer”.

Rechazó los tardíos ofrecimientos de diálogo de Méndez de Vigo porque, entre otras razones, “a lo largo de toda la legislatura han rechazado una vez tras otra iniciativas en esa dirección y ahora vienen a este atril y nos quieren convencer de la necesidad de acuerdos”.

En esta línea, lanzó al ministro una serie de preguntas retóricas para criticar, a tres meses vista de las elecciones, su repentino interés por algunos temas sensibles a los que el Gobierno del PP no ha hecho caso en años: “¿Ahora se acuerdan ustedes, señor ministro, de las necesidades de libros de texto de miles de familias y de miles de niños? ¿Ahora hacen ustedes una modificación de la cantidad presupuestaria para 2015 porque se han dado cuenta de que los niños necesitan libros de texto y ser subvencionados? ¿Ahora se van a dar cuenta de que miles de niños necesitan comer para poder desarrollarse intelectualmente? ¿O de que necesitan transporte escolar?”, interrogó directamente.

A CONTINUACIÓN SE INCLUYE LA INTERVENCIÓN ÍNTEGRA DE CARIDAD GARCÍA ÁLVAREZ EN EL PLENO

Señorías, señor ministro, ni es tradición ni es cultura, es tortura. El Toro de la Vega, como otros eventos donde se tortura y maltrata a animales, debe desaparecer y hay que hacerlo desaparecer.

Resulta un tanto lamentable, un tanto penoso, comprobar cómo desde este atril se hace propaganda electoral, porque no estamos hablando de unos presupuestos cualquiera, estamos hablando de unos presupuestos tremendamente electoralistas. ¿Ahora se acuerdan ustedes, señor ministro, de las necesidades de libros de texto de miles de familias y de miles de niños? ¿Ahora hacen ustedes una modificación de la cantidad presupuestaria para 2015 porque se han dado cuenta de que los niños necesitan libros de texto y ser subvencionados? Propaganda electoralista, señor ministro.

¿Ahora se van a dar cuenta, como ha dicho el anterior interviniente, de que miles de niños necesitan comer para poder desarrollarse intelectualmente? ¿Se van a dar cuenta ahora? ¿O de que necesitan transporte escolar? A lo largo de toda la legislatura han rechazado una vez tras otra iniciativas en esa dirección y ahora vienen a este atril y nos quieren convencer de la necesidad de acuerdos. ¿De qué acuerdos, señor ministro? ¿Acuerdos para unos presupuestos de 2016 cuando seguramente ustedes no gobiernen? ¿Ofrecen a esta Cámara, a la actual, acuerdos? Acuerdos de futuro sobre un presupuesto que han elaborado ustedes pero que seguramente no van a poder cumplir porque sea otro el Gobierno que esté aquí para gestionar los recursos que consideren.

Los que estamos aquí nos estamos dando cuenta, señor ministro, de que ustedes son absolutamente irresponsables, no responsables. No han hecho estos presupuestos bajo la responsabilidad, sino bajo la irresponsabilidad y la falta de ética -lo voy a dejar ahí- de cara a la ciudadanía, que es quien va a elegir a quienes nos representen el próximo año, si es que el Gobierno deja de tener tanto miedo y convoca finalmente unas elecciones que ya tenía que haber convocado.

Es lo único que reflejan estos presupuestos, irresponsabilidad, electoralismo y falta de valor para darle a la ciudadanía la palabra para que sean ellos quienes elijan a sus representantes, finalmente formen gobierno y elaboren unos presupuestos de acuerdo con las políticas que quieran desarrollar, porque los presupuestos no son solo números, lo hemos dicho mil y una vez, son políticas, y estos presupuestos reflejan su política, que no tiene por qué ser la política del próximo gobierno. Ustedes no tienen derecho alguno a reírse de la ciudadanía en aquello que va a elegir en un futuro. Tampoco tienen derecho alguno a imponer unos presupuestos a un próximo Gobierno que espero y deseo no sean ustedes por el bien de la educación en este país.

Señorías, los españoles, a pesar de todo, siguen sufriendo los recortes que se han hecho en todo el amplio espectro de la política en este país, los recortes que se han hecho en la aplicación de unas políticas que se han elaborado y que les han llevado a sufrir en ese sentido. Le voy a decir algo -lo dije en Comisión pero lo quiero repetir aquí-, el número de pobres y en riesgo de exclusión se ha duplicado desde 2007, inicio de la crisis. El número de ricos ha subido un 10% y en 2014 continúa. Hablo de 2014 porque el informe al que me estoy refiriendo es de ese año. Hoy estamos en un 40% desde 2007. Esto es lo más importante de ese informe. Los más ricos han secuestrado los procesos y decisiones políticas, manipulándoles para que favorezcan sus intereses. Desde este atril mi grupo parlamentario ha manifestado de manera reiterada que los más ricos están condicionando las políticas de este país en función de sus intereses, no de los intereses de la ciudadanía, digan ustedes lo que digan, porque quienes están gestionando y quien ha gestionado esa política ha sido el Gobierno del Partido Popular. Insisto, mi grupo lo ha dicho desde aquí en numerosas ocasiones. Pero no es esta vez mi grupo quien lo dice, a pesar de que yo lo ponga en mi boca, es una organización de tanto prestigio, lo reconocerán ustedes, como Oxfam Intermón.

Cuando nos hemos referido a estas cuestiones ustedes nos han llamado radicales, y tienen razón. Somos radicales y lo vamos a seguir siendo porque queremos ir a la raíz del problema, y la raíz del problema de estas políticas que se han llevado a cabo por el Gobierno del Partido Popular y por el ministerio que hoy usted dirige han sido -han sido, por eso no van a ser más- las políticas de una economía que ha llevado a la situación de crisis, a la lamentable situación en la que se encuentran muchísimos ciudadanos y ciudadanas en este país. Esas han sido sus políticas, las que nosotros queremos erradicar.

Señorías, a un eslogan evidentemente electoralista oponemos otro. Lo dijimos al inicio de esta legislatura. El eslogan que han seguido ustedes y que siguen manteniendo es el eslogan de los ‘presupuestos generales del mercado’. No son los presupuestos generales que necesita la ciudadanía, no son los presupuestos que necesita la Educación en este país. Han sido, son -y parece que ya no van a seguir siendo, a pesar de ustedes- la política general del mercado, que es la que ha impuesto las políticas en este país han llevado al aumento de la pobreza y de la exclusión.

Termino, porque ya no me queda tiempo, con unas palabras de la Premio Nobel de la Paz -bien merecido, por cierto- Malala Yousafzai, palabras que hoy tienen mucho sentido: ‘Si se quiere acabar la guerra, con otra guerra nunca se alcanzará la paz’. El dinero gastado en tanques, armas y soldados se debe gastar en libros, lápices y escuelas. Apliquémonos el cuento, porque esa es la forma real y verdadera de conseguir una Educación Pública, gratuita y necesaria en este país.