Cayo Lara afirma que 'Catalunya sí que es pot' es la "única" candidatura que en la campaña del 27S "presenta alternativas y pone el acento en los problemas sociales"

El coordinador federal de IU asegura que Rajoy y Mas han sido “como dos gotas de agua” cuando ha habido que imponer medidas “contra los trabajadores y la mayoría social del país”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha asegurado hoy que la candidatura de ‘Catalunya sí que es pot’ -de la que forma parte IU a través de Esquerra Unida i Alternativa (EUiA)- es la “única” que en una campaña “muy polarizada por los partidarios del sí y el no a la independencia” como la del 27S “presenta alternativas y está poniendo el acento en los problemas sociales que verdaderamente preocupan a la clase trabajadora”.

En la rueda de prensa ofrecida en la sede federal de IU, Lara advirtió tajante de que, aunque tratan de simular lo contrario, “PP y CiU, tanto monta, monta tanto”, ya que Mariano Rajoy y Artur Mas han sido “como dos gotas de agua” cuando ha habido que imponer medidas “contra los trabajadores y la mayoría social del país” durante la larga crisis que aún no ha concluido.

Para ilustrar esta valoración, el máximo responsable de IU enumeró algunas de las principales cuestiones en las que CiU no tuvo ningún problema en sumar sus votos en el Congreso al de los ‘populares’ para sacar adelante medidas como el decreto de recortes del 2011 que congeló el salario mínimo (SMI) y facilitó las condiciones para que se aprobara el rescate para las entidades bancarias, también la última reforma laboral impuesta por el PP, el denominado ‘banco malo’, la ‘amnistía fiscal’ a quienes no habían cumplido con sus obligaciones fiscales y las propuestas que rechazaban la dación en pago para ayudar a las personas que no podían pagar su hipoteca.

“No sé qué se cuestionan Rajoy y Mas, cuando han sido dos gotas de agua en medidas muy duras contra la mayoría social”, insistió Lara, que no olvidó tampoco que CiU también respaldó la legislatura anterior las “medidas más duras que Zapatero puso sobre la mesa” en los primeros años de la crisis: los recortes aprobados en mayo de 2010 o la reforma laboral de los socialistas “en la que se abstuvo, pero porque le parecía insuficiente”, así como el ‘pensionazo’ o la supresión del impuesto de patrimonio.

Frente al victimismo del que sigue haciendo gala Mas durante toda la campaña del 27S, indicó que “estas medidas, sumadas a la corrupción y al conocido ‘tres por ciento’, sí son las que han hecho daño a Cataluña”.