Garzón reclama al estado que "rescate Abengoa para salvar los puestos de trabajo" e incluya "forzar la banca" a buscar una salida a la grave situación de esta compañía

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno deja claro desde Granada que “el trabajo es lo primero” y apuesta por una nueva política industrial “basada, en última instancia, en la satisfacción de las necesidades de la mayoría social”

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha reclamado hoy que el Estado “rescate” Abengoa para salvar los cerca de 7.000 empleos que esta compañía tiene en España y que están ahora en peligro tras el “desastre” en que la han sumido sus directivos. Garzón, que valoró que “el trabajo es lo primero”, señaló también que la administración pública debe dar una “respuesta inmediata” que incluya “forzar a la Banca” a buscar una salida a la grave situación de esta empresa.

El candidato de IU realizó estas declaraciones esta mañana en su primer contacto con los medios en Granada, donde presentó diferentes propuestas económicas de la coalición que encabeza, en el marco de una apretada agenda que esta tarde le llevará también a Córdoba. Durante todo el día estará acompañado por el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo.

“Este desastre -dijo- necesita la intervención del Estado. No se puede consentir que la gestión pésima y nefasta de los directivos la paguen los 7.000 trabajadores simplemente que hay en España, que necesitan ahora mismo una respuesta inmediata por parte de la administración pública”.

Garzón insistió y detalló que esta actuación de la administración con Abengoa debe incluir que “fuerce a la Banca privada a salir también en ayuda de la empresa”, además de para preservar los puestos de trabajo “para tener una política industrial diferente”.

Consideró que esta política industrial debe sustentarse en “la diversificación industrial, basada en las energías renovables; una política basada, en última instancia, en la satisfacción de las necesidades de la mayoría social”, lo que también repercutirá en la creación de puestos de trabajo.

“Cuando hemos sido testigos -apostilló- de desembolsos masivos de miles de millones de euros para rescatar a la Banca, para rescatar al sistema financiero, es impresentable que esté ahora mismo en circunstancias de quiebra una gran empresa claramente estratégica. Una empresa que es necesario que siga en pie, que es necesario que se haga ese rescate, pero no de forma gratuita, sino que haya una implicación de la administración pública en la gestión de la empresa una vez hecho el rescate”.

Alberto Garzón explicó que “estamos hablando de que hay que reconocer los errores y la nefasta gestión de los directivos, pero esto no lo puede pagar la ciudadanía, no lo puede pagar la mayoría de los trabajadores”, al tiempo que apuntó que “hay que tener muy presente que es intolerable que la Banca privada, habiendo sido rescatada, todavía no haya salido al rescate de esta empresa”.

Recordó que “si se hubiese aprobado el proyecto de Banca Pública que defendimos desde Izquierda Unida en Andalucía esto no hubiera sucedido. Habría habido un instrumento para que Abengoa no estuviera en la situación tan dramática en la que se encuentra y estaría respaldada al servicio de la mayoría social”.

El candidato a la Presidencia del Gobierno tomó como ejemplo lo ocurrido y la gravedad de este caso para señalar que “hay que pensar estratégicamente” y eso significa que “rescatemos Abengoa, tengamos presente que tiene que servir a la mayoría social y, por tanto, entendamos que hay que explorar la vía de la nacionalización de empresas como ésta para que no se rescaten simplemente y paguemos las pérdidas y después se privatice, como pretende hacer el Gobierno del PP con parte de la banca nacionalizada, sino que sean rescates que después redunden en beneficio de la mayoría social, también en beneficio de una mayoría social en Andalucía”.