IU pide a la Comisión Europea que abra una investigación por la muerte de tres migrantes en Ceuta

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha pedido este martes al comisario de Inmigración de la Unión Europea, Dimitris Avramopoulos, que asuma su responsabilidad y abra una investigación para esclarecer la muerte de tres personas migrantes la pasada madrugada en Ceuta mientras trataban de alcanzar el Estado español. En una carta, la eurodiputada ha recordado al responsable de la UE que la Corte Europea de Derechos Humanos “ha reconocido en diferentes ocasiones que el Gobierno español no está cumpliendo con sus obligaciones internacionales en la frontera Sur” y advierte de que, pese a tratarse de una competencia específica de los Estados miembro, la UE no puede seguir mirando a otro lado “mientras se violan de forma sistemática los derechos fundamentales de migrantes y refugiados” tanto en Ceuta como en Melilla.

“La UE tiene una responsabilidad sobre lo que está ocurriendo en Ceuta y Melilla. Son fronteras europeas y por eso exigimos a la Comisión Europea una investigación sobre los acontecimientos de la pasada noche. Debe esclarecerse si ha habido responsabilidades políticas”, ha dicho Albiol, quien se ha puesto también en contacto con la presidenta del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea, Gabi Zimmer, para que intente una vez más que los grupos mayoritarios en la Eurocámara acepten debatir la situación de Ceuta y Melilla en una sesión plenaria.

Pese a que ni las autoridades españolas ni las marroquíes han reconocido hasta el momento las muertes, desde la ONG Caminando Fronteras se ha denunciado el fallecimiento de al menos dos personas ahogadas. El hecho no es nuevo. Este mismo martes se ha conocido que otro migrante subsahariano falleció ahogado el pasado 25 de diciembre y el próximo mes de febrero se cumplirán dos años de la muerte de 15 migrantes en El Tarajal.

En su misiva a Avramopoulos, Albiol denuncia que “los migrantes que lograron cruzar fueron inmediatamente entregados por las fuerzas policiales españolas a las autoridades marroquíes, que los mantienen bajo su custodia”, lo que implica “una clara violación del principio de no devolución, que el Estado español está obligado a cumplir”.

La portavoz de IU apunta que entre los años 2007 y 2013 la Unión Europea se ha gastado más de 289 millones de euros en la gestión de esta frontera y que los resultados son “dramáticos”, ya que si bien “no existen datos oficiales sobre aquellos que han perdido su vida”, el consorcio de periodistas The Migrants Files “calcula que más de 750 personas han muerto o desaparecido durante los últimos 15 años en esta frontera o cerca de ella”.

“En Ceuta y Melilla se están violando los derechos humanos de manera sistemática como han denunciado en multitud de ocasiones diversas organizaciones sociales. Las devoluciones en caliente vulneran la legislación europea e internacional y la Comisión está actuando como cómplice del Gobierno de España al permitirlo. Es una vergüenza para toda Europa este agujero negro para los derechos humanos”, ha manifestado la eurodiputada.

Albiol añade que “esta violación persistente de los derechos fundamentales de migrantes y refugiados va contra la legislación internacional" y, más en concreto, "contra los tratados de la Unión Europea”, por lo que cree que “la Comisión debe asumir su responsabilidad y empezar una investigación para clarificar este evento y sentar así un precedente que evite que se mantenga la impunidad con la que las autoridades españolas ahora actúan”.