Cayo Lara apuesta por un Gobierno de cambio y progresista, y asegura que quien "ponga zancadillas" para lograrlo haría un "flaco favor a la mayoría social y trabajadora"

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha valorado hoy que aquel que “ponga zancadillas” a la posibilidad de lograr un gobierno de cambio y progresista en nuestro país va a “perder autoridad política” y estaría haciendo un “flaco favor a la mayoría social y trabajadora”. Lara consideró necesario un ejecutivo de estas características que impida que el PP siga en La Moncloa, siempre basándose en “acuerdos programáticos concretos”.

El máximo responsable de IU señaló en una entrevista en Canal Sur Televisión que se necesita un gobierno así para comenzar a aprobar leyes “en favor de la mayoría social” y para resolver los graves problemas que se mantienen aún inalterables. “Hay que pasar de las musas al teatro”, dijo, y a “empezar a solucionar los drama a los que han dado lugar las políticas neoliberales del PP”.

De igual forma, consideró que “sería un error tremendo” que se forzara la repetición de las elecciones generales. Para evitarlo planteó que se puede llegar a acuerdos programáticos entre distintas formaciones para “ir a un programa de mínimos en base a los compromisos programáticos adoptados con los ciudadanos. Hay margen para el consenso”.

Cayo Lara detalló que su formación sigue trabajando para lograr un grupo parlamentario en el Congreso que represente al cerca de “un millón de personas que han confiado en nosotros” y poder tener “más capacidad de iniciativa” en la Cámara Baja. Aseguró que “sería una estafa democrática que con un millón de votos no tuviéramos potestad como grupo”, al tiempo que se mostró optimista en poder lograrlo.

Por otra parte, en relación al tema catalán, el coordinador federal de IU se mostró convencido de que lo primero es lograr que se forme el gobierno a nivel estatal ya que así, y tras “madurar y relajar” la situación desde un ejecutivo distintos al de Mariano Rajoy “el muro de silencio debe romperse”.

En clave interna y a preguntas de los periodistas, Lara lamentó que existan determinadas voces fuera de IU que “tienen mucho interés por confrontar a Alberto Garzón conmigo”, cuando lo que ocurre es que entre ambos dirigentes existen “coincidencias fundamentales” y los dos están sujetos “a los acuerdos a los que llegamos en los órganos de dirección” de esta formación.

Destacó que entre estas coincidencias está el haber apostado con claridad por “avanzar en la convergencia con otras formaciones y conseguir la máxima unidad popular”, respetando la identidad de todas las organizaciones que decidan participar en ello. Lamentó que Podemos no quisiera alcanzar un acuerdo a nivel estatal antes de los comicios del pasado 20D con el que “hoy tendríamos más escaños y posibilidades de orquestar un gobierno progresista”.