IU-UP considera necesario que Podemos se sume a las conversaciones para formar un Gobierno progresista

El portavoz de Izquierda Unida-Unidad Popular en el Congreso de los Diputados, Alberto Garzón, considera que “las conversaciones de los equipos negociadores de PSOE e IU-UP avanzan satisfactoriamente de cara a establecer unos compromisos mínimos que justifiquen un apoyo a la investidura de Pedro Sánchez”. En ese sentido, el portavoz ha recordado que “estamos hablando únicamente del apoyo de investidura, y no de un acuerdo para entrar en un gobierno conjunto”.

Garzón reconoce “haber encontrado en el PSOE predisposición a llegar a acuerdos mínimos en beneficio de las clases populares, incluso a pesar de las diferencias notables que existen entre ambas formaciones”.

“A nadie se le escapa -afirma- que somos proyectos políticos diferentes, pero a nuestro juicio es fundamental pensar ahora exclusivamente en cómo solucionar los problemas de emergencia social de las clases populares”.

Al mismo tiempo, Garzón recuerda que “las conversaciones y el diálogo son esenciales en este tiempo político para que se pueda lograr un gobierno alternativo al del PP”, por lo que “creemos necesario que Podemos se siente a hablar también con el PSOE para que se sienten las bases de un acuerdo en beneficio del país”.

 “No podemos estar todo el día jugando al perro y al gato”, afirma con ironía, “hay que ser responsables y pensar en las necesidades básicas que están insatisfechas cada día para más gente”. Se trata, recalca, “de pensar en el hambre de la gente y no en cuestiones de sillones”.

Avanzan las conversaciones entre PSOE e IU-UP

Los equipos negociadores de IU-UP y del PSOE mantienen sus conversaciones para alcanzar una serie de compromisos mínimos que justificarían el voto a favor de IU-UP en la investidura de Pedro Sánchez.

Hasta el momento hay acuerdos de consenso y de gran trascendencia en materia de emergencia social, mercado laboral, recuperación de libertades y derechos sociales, reformas del sistema democrático, lucha contra la corrupción y pacto contra la violencia de género.

Los acuerdos sustanciales sobre emergencia social contemplan, entre otras, las siguientes medidas:

1.      La creación con carácter inmediato de un Ingreso Mínimo Vital para familias que carecen de todo ingreso económico.

2.      También de forma inmediata se aprobará un incremento del Salario Mínimo Interprofesional para este año 2016.

3.      Recuperación del subsidio por desempleo para parados mayores de 52 años.

4.      Reconocimiento del derecho a una vivienda a las personas que hayan sufrido un desahucio por insolvencia sobrevenida, a través de una ley de la función social de la vivienda que además recoja la suspensión de los desahucios en caso de personas en situación de emergencia social.

5.      Se garantizará el suministro de agua a todos los hogares y se protegerá a los consumidores vulnerables contra la pobreza energética.

Medidas urgentes sobre el mercado laboral:

1.      La derogación con carácter urgente de la reforma laboral del PP.

2.      La aprobación de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

3.      Un plan de choque por el empleo y la inserción laboral y el aumento de las políticas activas de empleo.

Los acuerdos sustanciales entre el PSOE e IU-UP recogen importantes medidas para la reforma del sistema democrático, la lucha contra la corrupción y la recuperación de libertades:

1.      Pacto por la restitución de libertades: que incluye la derogación de la Ley mordaza, la derogación del artículo 315.3 del código penal sobre el derecho a huelga y la supresión de la prisión permanente revisable.

2.      Aprobar una ley de muerte digna y avanzar en otros derechos civiles.

3.      Compromiso para reformar el sistema electoral para incrementar la proporcionalidad y regular los debates electorales, más una ley de participación ciudadana.

4.      Pacto anticorrupción: para endurecer los delitos por corrupción (entre ellos, el de financiación ilegal de partidos políticos, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias….), prohibir los indultos por corrupción o violencia de género, crear una oficina Anticorrupción, proteger a los que denuncian prácticas corruptas y endurecer las incompatibilidades.

Por último, hay acuerdo también en la necesidad de aprobar cuanto antes un pacto social, institucional y político contra la violencia de género para aumentar la protección de las mujeres y de los menores víctimas de la violencia de género.

Los equipos negociadores de IU-UP y del PSOE seguirán