Garzón expresa su "optimismo" por el resultado de la reunión 'a cuatro' y señala que ha encontrado "muchas sintonías programáticas" de cara a la investidura

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida-Unidad Popular, promotor de este primer encuentro en el Congreso, indica que “el diálogo ha sido fructífero y sincero, con el programa por delante”, para tratar de conformar un gobierno de izquierdas “y no darle ni una pequeña oportunidad a Rajoy”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida-Unidad Popular en el Congreso, Alberto Garzón, se ha mostrado esta noche optimista por los resultados ofrecidos en la primera reunión ‘a cuatro’ entre la comisión negociadora de IU-UP y sus homólogos de PSOE, Podemos y Compromís, encuentro desarrollado durante más de cuatro horas en la Cámara Baja a instancia suya. Garzón indicó que se habían encontrado “muchas sintonías programáticas”, por lo que opinó que se puede estar ante un “principio de un acuerdo” de estas fuerzas de cara a la investidura del socialista Pedro Sánchez.

Alberto Garzón, como ‘anfitrión’ de la reunión, fue el primero en salir ante los medios para valorar públicamente lo tratado. Comenzó ilustrando el tono de los debates, que calificó de “cordial y que ha permitido hablar con sinceridad”, para inmediatamente acotar el contenido político de las intervenciones para evitar especulaciones: “El diálogo ha sido fructífero y sincero, con el programa por delante; se ha hablado únicamente de programa, de políticas concretas”.

Insistió en que su principal objetivo al promover este primer encuentro ‘a cuatro’ en sede parlamentaria entre fuerzas progresistas era “explorar los objetivos” de cara a la investidura, para luego poder conformar un gobierno de izquierdas y “no darle ni una pequeña oportunidad a Mariano Rajoy” de que pueda intentarlo. Indicó tajante que “el PP está inhabilitado para ser la alternativa”, en buena medida por los casos de corrupción que casi a diario le saltan a esta formación en todo el Estado.

El parlamentario de IU-UP detalló que en la reunión mantenida había estado muy presente el hecho de que unas posibles elecciones anticipadas “echaría por tierra” que se pudiera concretar ese gobierno de progreso que se busca, así como que para poder avanzar el diálogo se había centrado exclusivamente en el programa, la mejor “forma de resolver los problemas de la ciudadanía”.

En su explicación estuvo muy presente exponer que “esta reunión ‘a cuatro’ no se agota hoy” y van a continuar en el futuro aun siendo plenamente conscientes de que el tiempo se echa encima. De ahí que anunciara que la próxima cita sería mañana mismo por la tarde, después de que socialistas y Podemos se vieran previamente por primera vez de forma bilateral.

Garzón no entró a valorar la conveniencia o no de que el PSOE se hubiera reunido esta misma tarde de forma paralela con Ciudadanos, ya que es una cuestión que le corresponde responder a los socialistas. Destacó, no obstante, que todas las fuerzas interesadas en un gobierno de progreso deben hacer “todo lo posible” por conseguirlo, porque “creemos que es el que quiere la ciudadanía”. De ahí que señalara varias veces que en la reunión mantenida no sólo estaban representados 161 escaños del Congreso, sino más de 11 millones de votantes.

El dirigente de Izquierda Unida explicó que entre las conclusiones de esta primera reunión estaba que en las próximas “se vuelquen aquellos temas en los que ya hemos avanzado” en las distintas citas bilaterales mantenidas hasta ahora con el PSOE. En lo que tiene que ver con IU-UP esto se centra en principios de acuerdo para hacer frente a la “emergencia social” creada por las políticas del PP frente a la crisis, así como en cuestiones de “regeneración democrática”.