IU advierte de que el pacto PSOE-Ciudadanos "atenta contra la educación pública" al demostrar los socialistas que incumplen su compromiso para derogar la LOMCE

El coordinador del Área Federal de Educación, Enrique Díez, denuncia que Pedro Sánchez “da la espalda a los esfuerzos de la comunidad educativa y de la ‘marea verde’ que han protagonizado tantas movilizaciones exigiendo la derogación de esta contrarreforma que tanto daño hace a la educación en este país”

Izquierda Unida, a través de su Área Federal de Educación, denuncia “la deriva mostrada por el PSOE en materia de Educación a través del pacto firmado ahora con Ciudadanos. Con sus cesiones en este acuerdo con la derecha los socialistas, con Pedro Sánchez a la cabeza, incumplen el compromiso firmado la pasada legislatura junto a la mayoría de fuerzas de la oposición parlamentaria para derogar la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE)”, señala el coordinador del área, Enrique Díez.

El PSOE, con la firma de su máximo líder, Pedro Sánchez, se comprometió en julio de 2013 a derogar la LOMCE en el primer periodo de sesiones de la nueva legislatura. “Pues bien -advierte Díez-, ahora, cuando llega el momento de la verdad, se desdicen de lo firmado y en su acuerdo con Ciudadanos se limitan únicamente a paralizar el calendario de implantación de la nefasta ‘ley Wert’ en lo que no haya entrado en vigor”.

“Sánchez traiciona así su palabra y el compromiso de su partido. Da la espalda a los esfuerzos de la comunidad educativa y de la ‘marea verde’ que han protagonizado tantas movilizaciones exigiendo la derogación de esta contrarreforma que tanto daño hace a la educación en este país”, señala el dirigente federal de IU.

Para Enrique Díez, “el descafeinado acuerdo al que el PSOE ha llegado ahora con Ciudadanos supone la reedición de un ‘clásico’ en este partido, traducido ahora en ‘LOMCE, de entrada no’, que nos retrotrae a otras experiencias que parecían superadas”.

El coordinador del Área de Educación de IU detalla que “ya todos estábamos advertidos de las maniobras dilatorias desplegadas por el PSOE con la primera proposición no de ley que habían registrado en esta nueva legislatura en esta materia. En ella ponían como condición antes de derogar la LOMCE el ‘impulsar un proceso de negociación y diálogo con el objetivo de alcanzar un gran acuerdo político y social para la mejora de nuestro sistema educativo y remitir a las Cortes el acuerdo alcanzado a través de un proyecto de ley básica de educación’. Pero ahora, directamente, se desmarcan y se olvidan de su compromiso a la derogación”.

Díez explica que “por supuesto que hay que paralizar de forma inmediata el calendario de implantación de la LOMCE, pero también hay que retirar las reválidas finales y los exámenes de primaria, hay frenar el desarrollo de los currículos en las comunidades donde no se han aplicado, hay que restablecer que la comunidad educativa participe de forma efectiva en los consejos escolares, recuperar el sentido formativo de la evaluación, replantear la diversificación, desarrollar de nuevo los programas de atención a la diversidad, etc., etc…”

Del mismo modo -apostilla-, y de esto no dice nada el acuerdo con Ciudadanos, se debe revertir el recorte de los más de 30.000 profesionales de la enseñanza despedidos y de los casi 8.000 millones de euros de recorte en la educación pública perpetrados en los últimos años”.

Para Enrique Díez, “se debe, sobre todo, mandar un mensaje social nítido a la comunidad educativa y social: sí se puede. Algunos aún tenemos la voluntad política de poner la Educación al servicio de la sociedad y no al servicio del mercado, de cambiar la filosofía de la segregación y de la exclusión, de los recortes y del emprendimiento -que PSOE y Ciudadanos mantienen en este acuerdo-, por una filosofía del entendimiento y la colaboración, del éxito de todos y todas, y de la apuesta por una educación pública, laica y gratuita al servicio de una sociedad mejor y más justa”.

Este radical cambio de rumbo del PSOE llama mucho más la atención si se tiene en cuenta que han estado en la elaboración del ‘Documento de bases para una nueva Ley de Educación, Acuerdo social y político educativo’ Éste fue consensuado finalmente, tras más de un largo año de trabajo, encuentros y debates, por la comunidad educativa, los movimientos sociales, los sindicatos, especialistas en educación, partidos y ‘mareas verdes’ con el fin de establecer una ley definitiva que dé, por fin, estabilidad al sistema educativo.

Enrique Díez concluye que “la derogación de la LOMCE, con la paralización cautelar de su desarrollo y la retirada de todos los recortes educativos, es inexcusable a estas alturas. Así lo recuerdan las ‘mareas verdes’, los sindicatos y la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública. Por eso, no nos extraña que la comunidad educativa se esté ya movilizando ante esta traición y los estudiantes anuncien próximas huelgas y movilizaciones por la no derogación”.