IU valora "muy positivamente" la elevada participación de su militancia para preparar la XI Asamblea Federal y que más de 500 asambleas hayan enviado sus aportaciones

La Comisión de Trabajo encargada de preparar este congreso analiza y sistematiza ya las miles de ideas concretas recibidas para preparar los documentos políticos que deben someterse a debate

A la vista del alto nivel y la calidad de los análisis aportados, IU se felicita de que “hoy estamos en mejores condiciones no solo para debatir políticamente, sino de dar respuestas de forma colectiva sobre la izquierda que necesita el país y adaptar nuestra organización a este reto” 

Izquierda Unida Federal valora “muy positivamente” la elevada participación de su militancia y de sus asambleas de base en la primera fase preparatoria de su XI Asamblea Federal. Al cierre de la fecha prevista, que se había ampliado hasta el pasado día 23, más de 500 asambleas de todo el Estado habían trasladado sus textos de aportaciones para ayudar a la preparación de los documentos políticos que se deben debatir en el próximo congreso, previsto inicialmente para el próximo mes de mayo. 

Clara Alonso, secretaria ejecutiva federal de Comunicación e integrante de la Comisión de Trabajo que prepara la asamblea, junto a otras 18 personas, valora que “el trabajo previo realizado por estas asambleas locales, que se han reunido durante el último mes para recibir y debatir en esta primera fase las aportaciones de sus militantes garantiza el debate horizontal y el alto nivel participativo que desde la comisión preparatoria nos habíamos fijado como primer objetivo”. 

Alonso explica que “en estos momentos estamos ya analizando y sistematizando los miles de aportaciones concretas enviadas a través de esta consulta abierta, denominada ‘Participa, debate, decide. Esto nos ofrecerá una completa valoración de cómo se aprecia a la organización desde la base, así como su encaje concreto en el decisivo contexto político que vivimos y para sacar conclusiones claras de cara al futuro de Izquierda Unida”. 

El más de medio centenar del conjunto de aportaciones recibidas directamente desde las asambleas se completa con las realizadas también por lo/as militantes. Se les dio también esta oportunidad en el caso de que tuvieran alguna dificultad justificada por circunstancias personales o laborales para participar directamente en sus asambleas en esta fase. Lo hicieron de forma individual a través de la web http://asambleaiu.org/anadir-acta-de-debate/ en un proceso ya cerrado también.

La dirigente federal de IU destaca que “tenemos la satisfacción de ver cómo se han superado las expectativas de participación que nos habíamos fijado. El compromiso demostrado por la militancia, junto al alto nivel y la calidad de los análisis que nos han llegado facilitan claramente la idea expuesta por el Consejo Político Federal (CPF) -máximo órgano de dirección de IU entre asambleas- del pasado 9 de enero, que aprobó un marco de trabajo encaminado a tener una XI Asamblea diferente, que pueda tomar sus decisiones con una implicación de la militancia desde el principio”.

Clara Alonso sostiene que “con estos antecedentes y a la vista de las aportaciones recibidas, ya podemos decir que el trabajo iniciado de elaboración de los documentos políticos para su debate concreto en la siguiente fase va a resultar mucho más gratificante y enriquecedor para el conjunto de la organización. Hoy estamos en mejores condiciones no solo para reflexionar y debatir políticamente, sino de dar respuestas de forma colectiva sobre la izquierda que necesita el país y adaptar nuestra organización a este reto”. 

En la XI Asamblea Federal de Izquierda Unida se renovarán todos los órganos de dirección de esta formación, además de reorganizar su estructura de funcionamiento. Su preparación sigue a cargo de la Comisión de Trabajo elegida a tal fin, que mantiene las reuniones periódicas de sus integrantes para avanzar en este proceso. Para hacer más efectiva su labor, la comisión se dividió en cinco grupos o áreas de trabajo: metodología, contacto con otras organizaciones, organización y logística, comunicación, así como diseño político organizativo y estrategia.