IU-UP valora el regreso de Podemos a la mesa ‘a cuatro’ y vincula una nueva reunión a la presencia de PSOE y Compromís

Alberto Garzón señala tras la reunión de la comisión negociadora de IU-UP mantenida esta tarde que cualquier nuevo encuentro de dicha mesa multipartito estará condicionado a que participen todas fuerzas políticas

“Es importante consensuar los detalles de las reuniones entre todos, no anunciarlos unilateralmente a través de los medios de comunicación”, señala el diputado
 
La comisión negociadora de Izquierda Unida-Unidad Popular se ha reunido esta tarde para valorar la situación política actual y el estado de las conversaciones respecto a la investidura. El portavoz de la comisión y diputado de IU-UP, Alberto Garzón, señala que este encuentro se ha desarrollado teniendo muy en cuenta el contexto que sigue atravesando el país de “grave crisis económica y política” que se traduce en altos niveles de desempleo, precariedad y desigualdad.
 
La situación se agrava porque se mantienen las políticas de recortes del Gobierno del Partido Popular, así como el Presupuesto para 2016 impuesto por Mariano Rajoy. “Entendemos que las clases populares necesitan lo antes posible un gobierno de resistencia que ataje la emergencia social y ponga en marcha políticas para crear empleo y cambiar el modelo productivo, entre otras”, añade el parlamentario.
 
En la seno de la comisión negociadora se ha hablado también de la voluntad de Podemos de regresar a la mesa ‘a cuatro’ para celebrar una nueva reunión. En primer lugar, “debemos anotar una cuestión sobre las formas. IU-UP ha conocido los detalles concretos de esta propuesta a través de los medios de comunicación y de una llamada informativa unos minutos antes. Para que una reunión ‘a cuatro’ tenga éxito hay que consensuar fecha y horarios con todos los participantes antes de convocar públicamente, tal y como hizo Alberto Garzón hace dos semanas”, se ha valorado.
 
En segundo lugar, IU-UP valora “positivamente” este regreso de Podemos a la mesa ‘a cuatro’, pero recuerda que “solo acudirá a una nueva reunión cuando esté confirmada la presencia de todas las fuerzas políticas interpeladas”.
 
“Del mismo modo -indica Garzón- que hace dos semanas no tuvo sentido responder a la petición del PSOE de celebrar una reunión sin Podemos, no tendría sentido hacerlo el miércoles sin el PSOE. Es evidente que cualquier reunión a la que falten PSOE o Podemos será un fracaso, de ahí que tengamos claro que en esas circunstancias nunca participaremos”.
 
Además, IU-UP “impedirá de forma tajante que se le trate de instrumentalizar por parte de PSOE o de Podemos y se busque llevarle a un terreno que, por momentos, se parece más a una campaña electoral que a un ejercicio de responsabilidad para con las clases populares y nuestro país”.
 
Además de estas valoraciones, en la reunión de la comisión negociadora se ha valorado también que dado el pacto PSOE-Ciudadanos no obtuvo mayoría suficiente en el Congreso, ni siquiera con mayoría simple, se deben explorar otras vías desde la izquierda. Por esa razón IU-UP insiste en que la mejor opción para las clases populares es tratar de armar una mayoría parlamentaria en torno a los 161 escaños que suman las fuerzas de PSOE, Podemos, Compromís e IU-UP.
 
“Pensamos que a partir de ese hipotético acuerdo podrían trabajarse apoyos adicionales en otras fuerzas para sacar adelante una nueva investidura de Pedro Sánchez”, añade Garzón.
 
En coherencia con este planteamiento, IU-UP logró articular el mes pasado esa primera reunión ‘a cuatro’ tras 63 días en los que PSOE y Podemos no habían mantenido ninguna conversación. Sin embargo, el pacto suscrito entre PSOE y Ciudadanos desbarató esta opción y condujo al fin de las conversaciones entre los cuatro.