IU lleva la remunicipalización del agua a la FEMP y busca que se abra en el Consejo del Agua Estatal el debate sobre la gestión pública de este servicio

Izquierda Unida ha llevado a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) un tema de especial importancia para la política municipal de esta formación como es la remunicipalización del agua en los ayuntamientos del Estado, con la vista puesta en que se abra un debate serio sobre la gestión de este servicio en el Consejo del Agua estatal.

Durante la sesión constitutiva de la Comisión de Medio Ambiente de la FEMP celebrada ayer, el representante de Izquierda Unida y alcalde de la localidad sevillana de Castilleja de Guzmán, Tasio Oliver, puso sobre la mesa la necesidad de “extender hacia la pluralidad del resto de fuerzas políticas la representación de los municipios en el Consejo del Agua estatal, toda vez que se abren debates de trascendental importancia sobre la gestión de un servicio que para nuestros ayuntamientos es un derecho universal”.

Además, para el responsable federal de Política Municipal de Izquierda Unida, Manuel Fuentes, “la representación institucional de la FEMP en esta comisión no se ha tratado previamente. Sería un error que los municipios en ese importante espacio de debate y decisión vayan a estar representados solo por gestores que no están por la gestión pública y directa de esos servicios, o que defienden que se facilite hacer negocio con ellos”. 

Fuentes recuerda que “Izquierda Unida apoyó a Abel Caballero (alcalde socialista de Vigo) como presidente de la FEMP con la exigencia, entre otras cosas, de permitir que la diversidad de posiciones existentes en la gestión municipal tuvieran su voz en este tipo de foros”. Por ello, adelanta que habrá próximos contactos con los responsables municipalistas del PSOE para tratar este tema.

Por su parte, Tasio Oliver, también en su calidad de vicepresidente tercero de Aljarafesa, empresa de aguas públicas del Aljarafe sevillano, apunta que “es momento de incidir en que existen vías alternativas a la privatización para mantener servicios de máxima calidad, tanto en el tratamiento como en el suministro y gestión del agua. Desde IU apostamos para que desde los distintos consejos de Estado se abra este debate y se fomente la gestión pública del agua, algo vital para la población”.

A raíz de este planteamiento defendido por Izquierda Unida a través de Oliver, junto a posteriores intervenciones, se decidió posponer hasta una futura reunión la decisión sobre qué representantes de la FEMP deben estar representados en el Consejo del Agua. De esta forma se consigue frenar que la totalidad de municipios hubieran estado representados en esta ocasión por el PP, obviando así el debate abierto sobre los modelos de gestión del agua.