Garzón reclama "responsabilidad" a PSOE y Podemos, y les emplaza a "que se sienten a hablar" para llegar a un acuerdo

El portavoz parlamentario de IU-UP explica que “el PSOE nos ha dicho que su acuerdo con Ciudadanos sigue vigente”, aunque señala que “también nos han dicho que hay posibilidades de modificarlo, pero no se ha hablado del grado”

El portavoz parlamentario de Izquierda Unida-Unidad Popular, Alberto Garzón, ha realizado esta tarde un llamamiento público tanto a PSOE como a Podemos “para que se sienten a hablar” y estén “a la altura del momento histórico”. Para ello, ha reclamado a los responsables de ambas formaciones “responsabilidad” para que exploren todas las “vías posibles” con las que alcanzar un acuerdo para formar un gobierno de progreso y de cambio.

Garzón encabezó la delegación negociadora de IU-UP que se ha reunido con sus homólogos socialistas sin la presencia de Ciudadanos durante cerca de una hora y cuarto en dependencias del Congreso de los Diputados. El dirigente federal de IU dejó claro en su posterior comparecencia ante los medios que “cualquier posibilidad de alcanzar algún acuerdo pasa por que PSOE y Podemos dialoguen en las nuevas condiciones” producidas tras el primer intento fallido del líder socialista, Pedro Sánchez, de conseguir su investidura a partir del pacto que el pasado mes de febrero alcanzó con Ciudadanos.

“No nos rendimos”, aseguró de manera muy gráfica para ilustrar su labor para intentar este acercamiento. En este sentido, explicó que igual que pidió hace unos días la reunión con los socialistas que se ha sustanciado en el encuentro de esta tarde, hizo lo propio con Podemos, a través de su ‘número dos’, Iñigo Errejón. “Aún no tenemos respuesta, pero confiamos que sea afirmativa”, indicó.

Alberto Garzón detalló hasta donde pudo el contenido de la última reunión con sus interlocutores socialistas. Explicó que “el PSOE nos ha dicho que su acuerdo con Ciudadanos sigue vigente. Nosotros creemos que debe ser modificado sustancialmente hasta tal punto que no sea el mismo que fue rechazado” en el debate de investidura. Y acto seguido introdujo el matiz que permite que las puertas sigan abiertas: “también nos han dicho que hay posibilidades de modificar el acuerdo, pero no se ha hablado del grado”. La cuestión ahora, junto a otras, está en ver si socialistas y sus socios de Ciudadanos coinciden en el ‘grado’ al que pueden llegar los cambios.

Hasta entonces, y por si quedaba alguna duda, el diputado de IU-UP reiteró que “si ambos quieren mantener ese pacto como está, nuestro voto sería que no”. Detalló que “no se puede poner la economía en manos de Ciudadanos y la política social en manos de la izquierda”.

Con idéntica claridad se refirió a la actitud que mantienen hasta ahora PSOE y Podemos, de quienes constató que “si no se pueden poner de acuerdo, habrá repetición de elecciones”, y apostilló que “si alguno de los dos quiere ir a elecciones también queremos que nos lo digan”.

“El diálogo -dijo- puede ser fructífero si hay voluntad política. Espero que haya voluntad política por parte de los dos para dialogar”.

Interpelado de forma reiterada sobre si creía que la grave crisis abierta en Podemos podría influir de forma negativa para que la formación de Pablo Iglesias llegue a un acuerdo con los socialistas cortó por lo sano al asegurar que “nosotros no podemos responder a eso, deben ser ellos quien lo hagan. Son dos casas que no son las nuestras”.

Por su parte, en relación a la formación que lidera Albert Rivera aclaró que le parecía “bien” que los socialistas sigan hablando de manera preferente con ellos pero, eso sí, “no vemos ningún sentido político hacerlo nosotros ahora, pero eso en absoluto es un veto. No es momento de vetos y sí de dejar hablar a la gente”.

Para demostrarlo explicó que “si hubiera un acuerdo entre PSOE y Podemos seríamos los primeros en pedir una reunión con Ciudadanos para ayudar a buscar su abstención o, incluso, su voto favorable”.

En cuanto al contenido específico tratado en la reunión de esta tarde señaló que se habían producido “avances” en relación a los 16 puntos que desde IU-UP se han planteado desde el inicio mismo de las conversaciones, aunque estos no son suficientes. Reiteró que avanzar por esta vía dependerá también de si PSOE y Podemos son capaces de acercar posturas “por eso estamos a expensan de ver si se puede continuar o no”. Además, en caso de que la respuesta sea positiva, apuntó también a que “queremos garantías” de que lo que se pueda pactar en un futuro con los socialistas “se va a cumplir”.