IU traslada a los responsables de TVE su “queja formal” por programar una película “de propaganda franquista el día del 80 aniversario del golpe que originó la guerra civil”

La responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida, Esther López Barceló, considera necesaria “una rectificación acompañada de una programación acorde a la necesidad de condena oficial por parte de las instituciones públicas del Estado”

La responsable federal de Memoria Democrática de Izquierda Unida, Esther López Barceló, ha dirigido sendas cartas al presidente de la Corporación RTVE y de su Consejo de Administración, así como al director de TVE,  para expresarles la “queja formal” de esta formación por la “programación de una película de propaganda franquista en el día del 80 Aniversario del Golpe de Estado que dio origen a la guerra civil y a los 40 años de régimen dictatorial fascista en España”.

En su misiva, López Barceló expone que “nos asombra” como, en el marco de un ciclo de películas sobre la guerra civil, precisamente en un día tan señala y emblemático como ese “se proyecta una película propagandística franquista llamada ‘El santuario no se rinde’, en la que una mujer se refugia en un monasterio de la ‘ofensiva roja’”. https://es.wikipedia.org/wiki/El_santuario_no_se_rinde

“Huelga decir -señala la dirigente federal de IU- que somos un país que vive en una constante anomalía democrática al no utilizar efemérides de su pasado reciente para hacer pedagogía y contribuir a consolidar los valores democráticos, dando a conocer los procesos oscuros de su historia”.

López Barceló detalla a los dos máximos responsables de TVE que la introducción previa a la emisión de la película “se limitó a una contextualización del año de la producción de la obra, obviando la explicación del proceso histórico en sí, dándolo por conocido, y siendo de poco más de seis minutos el tiempo empleado en ello”.

En su opinión, “el resultado fue que el día del 80 aniversario del golpe de Estado franquista, la televisión pública proyectaba una película definida en el propio programa como ejemplo del ‘apaciguamiento’ del régimen tras la derrota de los fascismos en Europa, expresando el mensaje de ‘reconciliación nacional’ visto desde la perspectiva de la dictadura, en el que los republicanos reconocen el error original”.

“Este hecho -añade- se enmarca en el incumplimiento reiterado de las obligaciones del Estado emanadas por la Organización de las Naciones Unidas en relación a los crímenes del franquismo” y, además, “esta situación, junto a la falta de sensibilidad por parte de TVE, afianza el adoctrinamiento contrario a los valores democráticos y de la paz que corresponderían a una democracia en pleno siglo XXI”.

Por todo ello, Esther López Barceló considera necesaria “una rectificación acompañada de una programación acorde a la necesidad de condena oficial por parte de las instituciones públicas del Estado, además de una conmemoración oficial en homenaje a las víctimas que sufrieron las consecuencias de la represión continuada que, en palabras de Paul Preston, supuso el ‘holocausto español’, con el fin de seguir el ejemplo del resto de países de Europa que padecieron regímenes dictatoriales”.