IU exigirá que Montoro y De Guindos vayan al Congreso para explicar “la vergonzosa ocultación de pérdidas del FROB”

El responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato, denuncia que “aprovechando agosto y sin dar más explicaciones el FROB redacta y publica un comunicado de cuatro párrafos en su web para indicar que ‘ha detectado un error en las cuentas anuales’ de 2015 que elevan las pérdidas en 230 millones de euros”

Izquierda Unida, a través de su grupo parlamentario en el Congreso, va a solicitar las comparecencias parlamentarias de los ministros en funciones de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, así como del presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, para que, entre otras cuestiones, expliquen “la vergonzosa ocultación de las pérdidas que sigue suponiendo para el erario público el rescate bancario”.

Esta actuación de Izquierda Unida que se plasmará en la Cámara Baja parte del seguimiento y el análisis sobre esta cuestión que viene realizando su responsable federal de Políticas Económicas, Carlos Sánchez Mato. Apunta que “ese rescate que no iba a costar un euro a los ciudadano, tal y como indicó falsamente Mariano Rajoy y su equipo económico en 2012, ya nos ha costado a todos 61.495 millones de euros, según reconoce el propio FROB”.

Pero la gota que ha colmado el vaso ha tenido lugar hace unos días. El responsable económico federal de IU señala que “aprovechando el mes vacacional de agosto y sin dar más explicaciones el FROB redacta y publica un comunicado de cuatro párrafos en su web para indicar que ‘ha detectado un error en las cuentas anuales formuladas correspondientes al ejercicio 2015’”.

El supuesto ‘error’ consiste en que en esas cuentas de 2015 aprobadas el pasado mes de junio, que ya reflejaban unas pérdidas descomunales, “había 230 millones de euros adicionales no contabilizados debido, siempre según los responsables del FROB, a un error en el cálculo de la valoración de la participación de esta entidad que ‘pilota’ el rescate bancario en BFA Tenedora de acciones”, expone Sánchez Mato.

Alerta de que “desde Izquierda Unida consideramos que hay que exigir cumplidas explicaciones de forma urgente en el Congreso sobre esta última maniobra oficial que intenta ocultar a la ciudadanía el verdadero coste de dinero público que ahora mismo sigue suponiendo el rescate bancario”.

“Mientras algunos -afirma el dirigente federal de IU- pactan con el PP condiciones de supuesta regeneración democrática en su deseo de apoyar lo antes posible un nuevo gobierno de la derecha y tapan así situaciones concretas como la que denunciamos, nosotros seguimos apuntando a Rajoy como el máximo responsable de la situación”.

“Es él -explica- quien ha eludido de la peor forma dar explicaciones de la mayor mentira de los últimos años: el coste real en dinero público y su traslación a los recortes sociales que ha supuesto para la gente el mastodóntico rescate a las élites financieras que se sigue pagando”.

El pasado 22 de junio fue cuando el FROB presentó sus cuentas del ejercicio de 2015. En ellas se mostraba un resultado negativo de 1.293 millones de euros. Se debía fundamentalmente a las pérdidas registradas por el deterioro de las participaciones en BFA (Bankia), Sareb y BMN (Banco Mare Nostrum). Esto suponía que el patrimonio neto del FROB quedaba al cierre de 2015 en 289 millones de euros.

La firma Grant Thornton ha sido la encargada de auditar estas cuentas. Manifestó en su informe del 16 de junio pasado que ahí se expresaba la imagen fiel del patrimonio del FROB. Eso sí, se reservaba un párrafo para avisar de que podrían existir deterioros en las participaciones en manos del FROB pero que eso no hacía variar su opinión.

Sánchez Mato denuncia que “las pérdidas presentadas eran enormes pero escondían parte del deterioro. Frente a las pérdidas comunicadas inicialmente de 1.293 millones, el resultado negativo real del FROB en 2015 superó los 1.523 millones. El efecto inmediato es que sus fondos propios quedan reducidos a 77 millones de euros”.

El dirigente federal de Izquierda Unida destaca que “en ningún momento se dan detalles del motivo de la no detección de ese deterioro cuando se formularon las cuentas anuales en junio. Asombrosamente se considera que su aparición no le supone problema alguno a la firma auditora, que ha comunicado que ‘dicho error se encuentra dentro de sus niveles tolerables de materialidad, de acuerdo con las normas internacionales de auditoria’”.

“Para completar el absurdo -advierte Sánchez Mato- el FROB indica que este quebranto adicional de 230 millones de euros a añadir al ya comunicado ‘no tiene ningún impacto a efectos de contabilidad nacional’… y esto lo indica en una nota escondida en pleno mes de agosto”.