Bustamante señala que la acusación de la Fiscalía por los ERE “es implacable y con un relato de hechos demoledor” por lo que el PSOE “debería tomar buena nota”

El diputado de IU por Sevilla apunta que el escrito de acusación “pone encima de la mesa la impunidad y la prepotencia con la que gobernó Andalucía el PSOE, sin atender a razones y despreciando las críticas políticas constructivas que le hacíamos desde la izquierda”

El diputado de Izquierda Unida por Sevilla, Miguel Ángel Bustamante, considera que el escrito de acusación de la Fiscalía Anticorrupción contra los ex presidentes andaluces y ex dirigentes del PSOE José Antonio Griñán y Manuel Chaves por el ‘caso ERE’ hecho público ayer “es implacable y con un relato de hechos demoledor”, por lo que considera que el PSOE, tanto a nivel andaluz como estatal, “debería tomar buena nota”.

Bustamante señala que esta acusación por la que el ministerio público solicita seis años de cárcel para Griñán, además de 30 de inhabilitación, por un delito continuado de malversación y otro de prevaricación en el fraude de los ERE, y diez de inhabilitación para Chaves “pone encima de la mesa la impunidad y la prepotencia con la que gobernó Andalucía el PSOE, sin atender a razones y despreciando las críticas políticas constructivas que le hacíamos desde la izquierda”.

El parlamentario andaluz de IU considera que “aunque tarde, las cosas se van poniendo en su sitio. Quedan en evidencia así la barbaridad y el absurdo de los ataques e injustas y acusaciones recibidos por mucho/as compañeros durante todo este tiempo por denunciar políticamente este asunto”.

Miguel Ángel Bustamante sostiene que “la justicia pone de manifiesto la impunidad con la que actuaban desde sus despachos destacados cargos de la administración pública andaluza, que utilizaban la mayoría absoluta de su partido como patente de corso para hacer lo que querían”.

El diputado por Sevilla coincide con lo manifestado ayer por el coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo, en “lamentar” que las propuestas que esta formación llevó hace años a la comisión parlamentaria de investigación sobre los ERE fueran rechazadas tanto por el PSOE como por el PP “impidiendo así que se convirtieran en propuestas y recomendaciones del Parlamento de Andalucía”.