Sánchez Mato denuncia la “vergonzosa actuación del FROB en las causas abiertas contra directivos de entidades bancarias”

El responsable federal de Políticas Económicas de IU advierte de que el mismo organismo público que ha inyectado decenas de miles de millones en las entidades bancarias “renuncia a cobrar indemnizaciones y lleva a cabo estrategias procesales contrarias a una lógica de defensa de los intereses generales”

El responsable federal de Políticas Económicas de Izquierda Unida, Carlos Sánchez Mato, denuncia la “absolutamente lamentable y vergonzosa actuación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) en las causas judiciales abiertas contra directivos de entidades bancarias”.

Sánchez Mato advierte de que el FROB, la misma entidad pública que ha inyectado decenas de miles de millones de euros en las entidades bancarias “está renunciando a cobrar indemnizaciones y llevando a cabo estrategias procesales contrarias a una lógica de defensa de los intereses generales, lo que sería una obligación fundamental”.

El último ejemplo de este tipo de actuaciones ha sido el juicio penal contra los directivos de las antiguas cajas de ahorro gallegas. El mismo Tribunal Supremo advierte de forma explícita en su sentencia que la mínima pena a la que fueron condenados previamente los directivos por la Audiencia Nacional -únicamente dos años prisión, que no llegarán a cumplir de manera efectiva en la cárcel- es ‘desproporcionada por su exigüidad desde la perspectiva de la gravedad de las conductas’.

Al tiempo, el Supremo aclara convenientemente que no puede imponer una pena superior porque ninguna de las acusaciones lo solicitó en su momento. Incluye ahí tanto a la Fiscalía de la Audiencia Nacional como al FROB, que supuestamente deberían defender los intereses públicos.

“En la práctica -resume el dirigente federal de IU- se conforman con hacer una faena de aliño y con la solicitud de penas menores. Esto garantiza que no vayan a pisar la cárcel esos directivos implicados en gestiones nefastas que han costado miles de millones de dinero público, los mismos que se autoconcedieron indemnizaciones millonarias a la vista de la impunidad que les rodeaba”.

Sánchez Mato recuerda que “cuando estas prácticas abusivas y delictivas salieron a la luz muchos, incluido el ahora presidente del Gobierno en funciones, el gallego Mariano Rajoy, y también los máximos responsables del equipo económico de su Ejecutivo, se rasgaron las vestiduras y pidieron calma a los afectados y a la ciudadanía en general augurando un castigo ejemplar para que estos casos no volvieran a producirse”.

“Parecen que en el PP tienen muy poca memoria -lamenta el responsable económico de IU- o, quizá, esto encaje a la perfección con esa supuesta ‘regeneración democrática’ y esa nueva manera de luchar contra la corrupción que pactan con otras formaciones de la derecha como Ciudadanos”

Carlos Sánchez Mato descarta que “pueda entenderse como un error de actuación o que se trate de un caso aislado” esta manera de proceder en el caso de las cajas gallegas. Recuerda que el FROB “ya decidió no recurrir la absolución de los directivos de la Caja de Ahorros del Mediterráneo por articular un sistema de sobresueldos que tenía un informe pericial contrario del Banco de España”.

“De la misma manera -apostilla el dirigente federal de IU- los máximos responsables de esta entidad pública demuestran estar del lado de los acusados en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia. Dejan tan clara esta posición que hasta magistrados de la Audiencia Nacional cuestionan que desde este organismo público se recurran las fianzas fijadas a los acusados. Tampoco entienden su continuo intento de desacreditar a los peritos del Banco de España encargados de elaborar los informes que acreditan que se falsearon las cuentas de la entidad”.

“Da la impresión de que la estrategia del organismo público dista mucho de ser la que realizaría quien no tiene nada que ocultar. Rato -aprecia Sánchez Mato con ironía- puede estar tranquilo. Parece que esas ya conocidas reuniones con sus antiguos compañeros del gobierno funcionan…”

En medio de unas prácticas de este calado Izquierda Unida, a través de su grupo parlamentario en el Congreso, ya ha solicitado las comparecencias parlamentarias de los ministros en funciones de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, y de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, así como del presidente del FROB, Jaime Ponce, para que, entre otras cuestiones, expliquen “la vergonzosa ocultación de las pérdidas que sigue suponiendo el rescate bancario para el erario público”.

A través del seguimiento y análisis sobre esta cuestión que viene realizando Carlos Sánchez Mato, éste apunta que “ese rescate que no iba a costar un euro a los ciudadanos, tal y como indicó falsamente Rajoy y su equipo económico en 2012, ya nos ha costado a todos 61.495 millones de euros, como reconoce el propio FROB”.

Denuncia que “agravado por el silencio cómplice de algunas formaciones políticas, la ciudadanía asiste a una escandalosa y reiterada actuación en años del Gobierno del Partido Popular en todo lo que tiene que ver con el rescate bancario. Decidieron convertir a las cajas de ahorro en ‘chivos expiatorios’ de la situación de todo el sector para, de paso, aprovechar la crisis y completar su conversión en bancos privados”.

La Banca privada ha recibido ayudas públicas en diferentes conceptos: capital, avales, compra de títulos, esquemas de protección de activos, garantías ofrecidas por el FROB a las entidades privatizadas, créditos fiscales, adquisición de activos y participación en la Sareb. “Gracias a ese respaldo público y a la garantía estatal proporcionada para garantizar los depósitos inferiores a 100.000 euros la Banca ha evitado una quiebra general”, recuerda el dirigente de IU.