IU reclama la intervención del Parlamento Europeo para que paralice también el proyecto de Gas Natural en Doñana

Después de que el Congreso de los Diputados aprobara la semana pasada una iniciativa de IU en este sentido, esta formación se dirige por escrito a la Comisión de Peticiones europea para que “envíe una delegación plural para que visite la zona y pueda conocer sobre el terreno las obras” que ya se ejecutan y mantenga “encuentros con las instituciones, así como con colectivos sociales y políticos locales para que puedan trasladar su preocupación por las gravísimas consecuencias que acarreará este proyecto”

Izquierda Unida, a través de IU de Huelva, se ha dirigido por escrito a la Presidencia de la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo para solicitar que se cumpla la demanda que se le trasladó en la sesión del pasado mes de julio, en la que se abordó el proyecto de Gas Natural en Doñana. Francisco Javier Camacho, responsable de Política Institucional de IU en Huelva, detalla que “le pedimos a este organismo de la Cámara europea que envíe una delegación plural para que visite la zona y pueda conocer sobre el terreno las obras que ya está ejecutando Gas Natural para almacenar gas en el subsuelo de Doñana”.

“También solicitamos -completa la explicación- que esta delegación acuda a Huelva para mantener encuentros con las instituciones, así como con colectivos sociales y políticos locales para que puedan trasladar a los representantes europeos su preocupación por las gravísimas consecuencias que acarreará este proyecto, tanto al valioso patrimonio medioambiental de Doñana, como a la población de la zona”.

Izquierda Unida había planteado estas cuestiones verbalmente a través del propio Camacho en la sesión de la Comisión de Peticiones que tuvo lugar el pasado 13 de julio. En esta cita se abordó el proyecto que lleva a cabo Gas Natural como parte del procedimiento abierto por esta Comisión de Peticiones, una vez que Izquierda Unida denunció ante la misma en 2013 la existencia de este proyecto.

Javier Camacho también comunica ahora por escrito a esta misma comisión que “tiene pendiente de enviar al Gobierno de España una carta pidiendo la paralización cautelar del proyecto, mientras no se aporte un estudio ambiental integrado y no cuarteado del proyecto de Gas Natural, y mientras no se aporten los estudios geológicos que la empresa no ha realizado, a pesar de que está obligada a ello según las diferentes declaraciones de impacto ambiental presentadas”.

Izquierda Unida da un nuevo impulso a todas estas actuaciones a nivel europeo después de que el Congreso de los Diputados aprobara la semana pasada la proposición no de ley elaborada por esta formación y defendida por su diputada andaluza, Eva García Sempere, a través del Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos. Esta iniciativa,  que sólo contó con el voto en contra del PP y la abstención del PNV, insta al Ejecutivo español a paralizar de forma inmediata el proyecto de Gas Natural.

García Sempere denunció durante su intervención la intención del Gobierno ‘popular’ de convertir Doñana en “una verdadera bombona de gas” y dejar su futuro “más que comprometido” con este proyecto industrial, que de ejecutarse en su totalidad afectaría a dos zonas muy sensibles en el interior del parque nacional y a otras tantas en su entorno. 

La diputada de IU advirtió que Gas Natural, con el respaldo del Gobierno central “cuarteó este proyecto en cuatro subproyectos” para impedir que se pudieran realizar los pertinentes estudios de impacto medioambiental sobre Doñana de manera global y que se tuviera así constancia efectiva “de sus impactos directos, indirectos y acumulativos”.

Eva García Sempere señaló que con Doñana y su entorno “estamos ante uno de los mayores referentes mundiales por sus valores ecológicos, porque acumula todas las medidas de protección posibles” y, sin embargo, “nada parece impedir que quede a salvo de los intereses especulativos”.

Izquierda Unida ha enviado también a la Comisión de Peticiones europea esta proposición no de ley aprobada en la Comisión de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente del Congreso para que la incluya en el expediente que tiene abierto por este caso desde 2013.

De la misma forma, el dirigente onubense Javier Camacho señala que Izquierda Unida solicita a este organismo comunitario que “recabe de la Junta de Andalucía, que también tiene competencias en Doñana, la información que ya ha manifestado públicamente y por escrito de las serias reticencias que tiene sobre este proyecto y que no han sido tenidas en cuenta en las autorizaciones otorgadas a Gas Natural”.

Apostilla que la Comisión de Peticiones “debe conocer los incumplimientos de la legislación comunitaria y autonómica, así como la vulneración de las directivas europeas en materia de medio ambiente en las que incurre el proyecto de Gas Natural”.