García Rubio advierte de que “ni los efectos de la campaña navideña sirven para mejorar la constante precariedad del empleo creado”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de IU señala que “no resulta nada serio y no aguanta un análisis económico riguroso que el Gobierno del PP busque aprovechar estos datos coyunturales navideños para enmascarar la preocupante tendencia al empeoramiento del mercado laboral”

El responsable federal de Empleo y Relaciones Laborales de Izquierda Unida, José Antonio García Rubio, considera a la vista de las cifras oficiales sobre el paro del pasado mes de diciembre hechas públicas hoy que “aunque los datos cuantitativos de creación de empleo son positivos, como consecuencia sin duda de la campaña estacional de las fiestas navideñas, ésta no ha servido para mejorar en modo alguno la constante precariedad del empleo creado”.

“Sólo poco más del 7% de los contratos firmados ha sido indefinido -detalla García Rubio-, y de ellos, apenas la mitad se ha hecho a jornada completa. Además, el peso concreto y efímero de la campaña navideña ha sido decisivo, ya que ha sido el sector servicios el que ha visto aumentar el empleo -después de cuatro meses con una demostrada tendencia a la destrucción de puestos de trabajo-, mientras que los contratos han disminuido en los sectores construcción e industria”.

Para el responsable de Empleo y Relaciones Laborales de IU “no resulta nada serio y no aguanta un análisis económico riguroso que el Gobierno del PP busque aprovechar estos datos coyunturales navideños para enmascarar la preocupante tendencia de los últimos meses al empeoramiento del mercado laboral y, menos aún, para escamotear el efecto de la constante tendencia a la precariedad en la contratación”.

“El incremento cuantitativo del empleo en 2016 lo que hace es traducir la transformación de puestos de trabajo indefinidos y, en buena medida, de calidad, en múltiples contratos temporales, precarios y con recorte de derechos. Incluso el incremento de la afiliación a la Seguridad Social en diciembre ha sido inferior que en los mismos meses de años anteriores”, apostilla García Rubio.

Alerta también de que “el número de parados que conservaban algún tipo de protección ha seguido cayendo significativamente a lo largo de 2016. De los 3,8 millones de parados existentes muy pocos menos de la mitad tenían algún tipo de ayuda en noviembre pasado, último mes con datos oficiales. El gasto en protección por desempleado ha disminuido un 8% y un 10% en cuanto a prestación contributiva y subsidio, respectivamente”.

Para García Rubio, “baste un dato concreto para ilustrar perfectamente la contradicción de lo que está pasando: mientras el gasto total en prestaciones de desempleo en el último noviembre fue un 8,4% menor que en igual mes de 2015, resulta que el número de solicitudes de prestaciones ascendió en ese mismo noviembre pasado a 707.262, lo que representa un alza del 1,2% respecto a igual fecha de 2015”.