Albiol exige la “inmediata y definitiva suspensión de la visita oficial de Felipe de Borbón a Arabia Saudí”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de IU critica que “no es de recibo que el jefe del Estado retome su agenda internacional, tras múltiples viajes aplazados por las circunstancias políticas en nuestro país, precisamente con un viaje a un Estado gobernado por una monarquía absoluta, que hace gala de una sistemática violación de los Derechos Humanos, con decenas de miles de presos políticos, un sistemático uso de la tortura en las cárceles y manteniendo a las mujeres en total sometimiento”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida, Marina Albiol, exige la “inmediata y definitiva suspensión de la visita oficial del jefe del Estado español, Felipe de Borbón, a Arabia Saudí”, prevista entre los próximos días 14 y 16, y conformada ayer oficialmente por los Gobiernos español y saudí. Para Albiol, “no es de recibo que la máxima autoridad del Estado retome su agenda internacional, tras múltiples viajes aplazados por las circunstancias políticas en nuestro país en los últimos meses, precisamente con un viaje a un Estado gobernado por una monarquía absoluta que, junto a sus máximas autoridades, hace gala de una sistemática violación de los Derechos Humanos, con decenas de miles de presos políticos, un sistemático uso de la tortura en las cárceles y manteniendo a las mujeres en total sometimiento bajo un sistema de tutela que incluso las impide poder conducir”.

Para la dirigente federal y eurodiputada de IU, “Felipe de Borbón, la institución monárquica que representa y también el Gobierno del PP, cuyos responsables de Exteriores y Fomento, Alfonso Dastis e Íñigo de la Serna, le acompañarán en esta visita, tienen muy difícil justificar la pertinencia de este viaje, ni siquiera por las razones económicas lanzadas a bombo y platillo como cortina de humo”.

“En una visita de estas características el jefe del Estado no representa a un pueblo como el nuestro que de forma absolutamente mayoritaria defiende los valores democráticos, de compromiso con la paz y con el respeto a los Derechos Humanos, y mucho menos para dar apoyo político a una dictadura criminal”.

“Mientras siguen sin fecha -expone Albiol- los viajes oficiales de Felipe de Borbón también aplazados el año pasado al Reino Unido, a Japón o a Corea del Sur, la imagen exterior que ofrece nuestro país es la de priorizar la visita a un Estado que sólo en 2016 ejecutó a más de un centenar de personas y que sigue metiendo en prisión de manera sistemática no ya a cualquier tipo de disidente político contra el poder, sino a aquellas personas interesadas simplemente por una mejora en el respeto a los Derechos Humanos”.

En este sentido, la responsable de Relaciones Internacionales de IU detalla que “al mismo tiempo que se anunció oficialmente esta visita del próximo fin de semana se ha conocido que las autoridades de Arabia Saudí han encarcelado en los últimos días sin presentar cargo alguno a los activistas Essam Koshak y Ahmed al Mshijs, este último fundador del ‘Centro de Derechos Humanos Al Adalah’, según han informado otras asociaciones internacionales desde fuera del país”.    

Además, Marina Albiol reclama que “con la misma publicidad que ahora se justifica esta visita por la firma de un contrato para que la empresa pública Navantia construya circo corbetas para las Fuerzas Armadas saudíes, el Gobierno español debería dar todas las explicaciones que niega de forma sistemática sobre la venta de armamento a Arabia Saudí, que se ha convertido en el segundo Estado que más material de estas características compra a España”.