Garzón reclama al PP tras el arresto de González que “depure responsabilidades” en relación a Aguirre, porque “ya nadie se cree que no supiera nada de los que le rodeaban y están en la cárcel”

El coordinador federal de IU señala desde Málaga que estamos ante una prueba más de la “corrupción sistemática” dentro del PP y que “ya no se trata sólo de Murcia, de Valencia, sino también de Madrid, de Toledo; allí donde han gobernado, al final producen privatizaciones, pérdida de la calidad de los servicios y procesos de corrupción que descubrimos ahora, pero que tuvieron su origen hace años”

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha reclamado hoy a la dirección del PP que “depure responsabilidades” y, por ejemplo, asuma “dimisiones como la de Aguirre” de su cargo público como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, al tiempo que aseguró que “ya nadie más se cree que Esperanza Aguirre no hubiera sabido absolutamente nada de todas las personas que le rodeaban y que ahora algunas están en la cárcel y otras en procesos judiciales que pueden terminar también en prisión”.

Garzón hizo esta valoración en declaraciones a los periodistas en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad de Málaga, durante su visita a esta ciudad, donde conoció las detenciones practicadas por la Guardia Civil en el marco de la denominada ‘Operación Lezo’, dentro de la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional por el supuesto desfalco del Canal de Isabel II. Entre los 12 detenidos están Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid por el PP entre 2012 y 2015, y ‘hombre de confianza’ de Aguirre entre 2003 y 2012, cuando fue su vicepresidente en el Ejecutivo autonómico, además de presidente de la empresa que gestiona el abastecimiento de agua en la Comunidad. También están en la cárcel Pablo González, hermano del político, y su cuñado José Juan Caballero      

El máximo responsable de IU señaló en relación a González y al partido que preside Mariano Rajoy que “no se trata ya sólo de un ático, que en esta provincia lo conocemos muy bien” -en alusión a la investigación sobre la forma en que el político ‘popular’ y su mujer se hicieron con la propiedad de un dúplex de lujo en Estepota-, sino que “se trata de que el PP ha evitado que conozcamos la verdad durante años”.

Para Garzón, estamos ante una prueba más de la “corrupción sistemática” dentro del Partido Popular y apostilló que “ya no se trata sólo de Murcia, de Valencia, sino también de Madrid, de Toledo. Allí donde el PP ha estado gobernando, al final produce privatizaciones, pérdida de la calidad de los servicios y procesos de corrupción que descubrimos ahora, pero que tuvieron su origen hace años”.

”No se trata de una manzana podrida -argumentó-, sino de una red que está dentro del PP”, un partido que acoge en su seno “una organización para el crimen organizado relacionado con la corrupción, con el saqueo de las cuentas públicas”.

Garzón quiso poner nombres y apellidos de los responsables políticos últimos de permitir esta trama en el seno del partido en el Gobierno y detalló que “es evidente que no se ha podido construir esta red sin, como mínimo, la complicidad de grandes responsables y estoy hablando en el caso de la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre”.

“Creo que el PP, si cree en la democracia, debería empezar a depurar responsabilidades y asumir dimisiones políticas, como la de Esperanza Aguirre”, sentenció.

El coordinador federal de IU insistió en que el partido de Rajoy “allí por donde pasa lo llena todo de procesos de corrupción que acaban en los juzgados aunque sea en procesos lentos”. En este punto, se felicitó de que su formación sea “responsable en gran medida de que se conozcan este tipo de circunstancias”, por lo que recordó la presentación de la querella criminal contra el PP por los denominados ‘Papeles de Bárcenas’ -en febrero de  2013- y que Izquierda Unida esté también personada como acusación en ‘caso Gürtel’.

Alberto Garzón invitó a que “uno de los deberes clarísimos por parte de la ciudadanía es ponerles nombres y apellidos a los responsables de esta corrupción, y que la izquierda tengamos la capacidad de convencer a los ciudadanos para echar a estos gobiernos que han saqueado las cuentas públicas”.

En clave política y social, razonó que “saquear las cuentas públicas como vemos en el caso del PP con Ignacio González y la Presidencia del PP en la Comunidad de Madrid tienen consecuencia en los servicios públicos, en este caso del agua, pero también en otros como los bomberos, la sanidad y la educación públicas”. Por ello, instó a todos a “hacer el trabajo bien para limpiar la corrupción de este país, algo que pasa por nuevos gobiernos diferentes a los del PP”, de los que dijo que hasta ahora han sido “una red de corrupción que gana elecciones”.