Garzón señala que la “pésima actuación” de Bárcenas en el Congreso demuestra que “el partido de Rajoy y el que fuera su hombre de confianza tienen un pacto de silencio”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de IU señala que “las pocas y desafiantes intervenciones que ha tenido han sido para mentir y tratar de exculpar de responsabilidades penales al PP, sobre el que parece que se ha vuelto a hacer ‘fuerte’, como le pidieron hace tiempo”

Enrique Santiago, abogado y uno de los máximos responsables del equipo jurídico de  Izquierda Unida, aclara también que “ni hoy ni en todo este tiempo Bárcenas ha sido capaz de acreditar el origen de los más de 42 millones de euros que han transitado por sus cuentas en Suiza”

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, considera que la “pésima actuación teatral” que ha protagonizado esta mañana en el Congreso el ex tesorero y ex senador del PP, Luis Bárcenas, “pone de manifiesto que el partido de Mariano Rajoy y su hombre de confianza que llevó las cuentas de esta formación muchos años han alcanzado un pacto de silencio cuyos efectos, poco a poco, se están viendo en todos los casos que salpican a este partido, como la ‘Gürtell’, la propia ‘Caja B’ del PP, las ramificaciones en Toledo o la destrucción de los ordenadores”.

Para Garzón, lo sucedido hoy en la comisión parlamentaria de investigación sobre la financiación ilegal del PP “evidencia que el silencio por el que ha optado Bárcenas en sede parlamentaria forma parte también de ese pacto, por mucho que se quiera rodear de posible coartadas”.

El máximo responsable de IU lamenta, además, que “las pocas y desafiantes intervenciones que ha tenido el ex tesorero del PP hayan sido para mentir y tratar de exculpar de responsabilidades penales al partido de Rajoy, sobre el que parece que se ha vuelto a hacer ‘fuerte’, como le pidieron hace tiempo”.

Así, Garzón recuerda que “no somos sólo las acusaciones que formamos parte de estas investigaciones por corrupción, entre ellas principalmente Izquierda Unida, las que hemos hablado de ‘organización criminal’. Por ejemplo, el auto de mayo de 2015 de apertura de juicio oral del ‘caso Bárcenas’ del Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional es el propio magistrado quien le acusa a él, a Álvaro Lapuerta y al gerente del PP Cristóbal Páez de los delitos de organización criminal y asociación ilícita, entre otros”.

El coordinador federal de IU apostilla, además, que “tanto en la rama valenciana de Gürtell como en la causa de la financiación ilegal del PP en Baleares, la Fiscalía ha acusado también a los distintos dirigentes del PP por delitos de organización criminal y asociación ilícita, de nuevo entre otros”.  

“Por tanto -apunta Garzón-, tanto la Audiencia Nacional como distintos miembros de la Fiscalía a lo largo y ancho de este país son los que entienden que en el seno del partido que lidera Rajoy donde coexisten una o varias organizaciones criminales y asociaciones ilícitas, integradas presuntamente por altos dirigentes de esa foemación, materia que se está investigando”.

Alberto Garzón insiste también en que “para tener claras las cosas, frente la propaganda del PP y la desinformación interesada de otros muchos, es el Partido Popular el que está imputado como persona jurídica en el caso por la destrucción de los ordenadores de Barcenas -auto del 19 enero 2016 del Juzgado de Instrucción 32 de Madrid-, por un delito de encubrimiento. Así se ha convertido en el primer partido político imputado en la historia judicial española”.

Enrique Santiago, abogado y uno de los máximos responsables del equipo jurídico de  Izquierda Unida, aclara también que “ni hoy ni en todo este tiempo el señor Bárcenas ha sido capaz de acreditar el origen de los más de 42 millones de euros que han transitado por sus cuentas en Suiza. Considerando que en los llamados ‘papeles de Bárcenas figuran como ingresos más de 6,6 millones de euros entre 1990 y 2008 se pueden sacar muchas consecuencias”.

Santiago apostilla en su calidad de letrado de IU que “si la justicia aún no ha aclarado ni la procedencia, ni a quién o quiénes pertenecen esos, al menos, 42 millones de euros que circularon por las cuentas suizas del ex tesorero y hombre de confianza de Mariano Rajoy en Génova, está pendiente aún por saber si se trata de otras comisiones o ‘pagos B’ al PP que no fueron ingresados en la ‘caja B’ de este partido o si eran sólo de Bárcenas”.

“También hay que ver -añade- si se trata de fondos procedentes de pagos de empresas a repartir, supuestamente, entre distintos dirigentes del Partido Popular o si iban directamente a la ‘caja B’ de este partido. Estamos empeñados en averiguarlo.”

De la misma forma, Enrique Santiago recuerda que “está por ver también la responsabilidad de los corruptores, es decir, de todas esas grandes empresas que financiaron supuestamente irregularmente al partido de Rajoy, mientras éste causaba un inmenso quebranto patrimonial a las arcas públicas y al conjunto de la población al gastar cientos de miles de millones de euros invertidos en grandes obras de infraestructuras innecesarias, como aeropuertos sin aviones, autopistas de peajes sin coches y estaciones de AVE sin pasajeros, que se otorgaban precisamente esas empresas que justo aparecen en los ‘papeles de Bárcenas”.

“Todo ello mientras se imponían recortes y se reducían drásticamente los presupuestos en enseñanza, sanidad, dependencia o las pensiones perdían poder adquisitivo”, señala.