IU reclama al Gobierno que explique si piensa poner en marcha algún tipo de medida “para mejorar de manera efectiva la conciliación y el reparto de las tareas domésticas”

La diputada y portavoz de Izquierda Unida en la Comisión de Igualdad del Congreso registra una iniciativa parlamentaria tras conocer el estudio del Eustat referido a Euskadi que señala que “algo más del 25% de los hombres considera que pedir el permiso de paternidad les resultaría muy negativo para su trayectoria profesional”

Izquierda Unida, a través de su diputada y portavoz en la Comisión de Igualdad del Congreso, Isabel Salud, ha registrado una batería de preguntas para conocer si el Gobierno de Mariano Rajoy tiene previsto poner en marcha algún tipo de medida “para mejorar de manera efectiva la conciliación, el reparto de las tareas domésticas y las responsabilidades familiares”.

Salud pone en marcha esta iniciativa tras conocer el resultado de un estudio del Eustat (Instituto Vasco de Estadística) que señala, tal y como recuerda la parlamentaria, que “el 28,5% de los hombres ocupados en Gipuzkoa piensa que les resultaría muy negativo para su trayectoria profesional pedir un permiso de paternidad, mientras que la media de Euskadi se sitúa en un 25,6%”.

El informe, realizado en 2016, contrasta con los datos de 2010, cuando sólo el 7,6% de los hombres pensaba que pedir el permiso de paternidad podía tener consecuencias perjudiciales elevadas, con una amplia mayoría que afirmaba que tomarse esa licencia no iba a tener repercusiones laborales. “Las cosas han cambiado a peor -subraya Salud-, “y quiénes sienten que pedir el permiso de paternidad es muy perjudicial casi se han multiplicado por 4 en apenas 6 años”.

Isabel Salud plantea también en la iniciativa que dirige al Gobierno del PP “qué encuestas o estudios maneja para el conjunto del Estado sobre la evolución de la disposición de los trabajadores a solicitar permisos de paternidad” y si le consta al Ejecutivo que hayan “aumentado los reparos para solicitar dichos permisos al considerar que pueden tener repercusiones profesionales negativas”.

La parlamentaria vasca de IU completa su trabajo solicitando al Gobierno que haga “un balance sobre las campañas por la igualdad, y la conciliación laboral y familiar” realizadas hasta el momento durante su mandato.