Garzón señala que Montoro “o bien no se cree sus previsiones” de crecimiento “o bien prefiere no aprovecharlo” para beneficiar a la mayoría social con su propuesta de techo de gasto

El coordinador federal de IU avisa que el Gobierno de Rajoy busca dar otra vuelta de tuerca en 2018 a su “hoja de ruta neoliberal” y de “deterioro de lo público”, en lugar de dedicar ese crecimiento del que presume a “mejorar los servicios públicos” y “compensar” a la ciudadanía por los recortes y la pérdida de derechos aplicados en los últimos años

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha valorado hoy en relación a las cifras “claramente insuficientes” del techo de gasto aprobado ayer por el Gobierno del PP de cara a los Presupuestos Generales del Estado para 2018 que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, “o bien no se cree sus propias previsiones” de crecimiento económico “o bien prefiere no aprovechar esa mejoría” para beneficiar de una vez a la mayoría social tras años de haber pagado los platos rotos de la crisis económica.

Garzón ha hecho esta valoración esta mañana en el Congreso, que aprovechó también para destacar que el Ejecutivo de Mariano Rajoy maneja una previsión de crecimiento económico “muy superior” a la que sustenta ese techo de gasto. Por eso tiene la impresión de que el equipo económico del PP, con Montoro a la cabeza, “o no se cree sus propias previsiones, que es posible”, o bien no quiere “aprovecharlo” para mejorar por fin las condiciones de vida de millones de personas, precisamente las más castigadas por los recortes en la última década, que es “lo más probable”.

Para el máximo responsable de IU, parece que este Gobierno de la derecha busca dar otra vuelta de tuerca en 2018 a su “hoja de ruta neoliberal” y de “deterioro de lo público”, en lugar de dedicar ese crecimiento económico del que tanto presume a “mejorar los servicios públicos” y “compensar” a la ciudadanía por los recortes impuestos y la pérdida de derechos aplicados en los últimos años.

Esta situación, unida a la aparente concesión del PP a las exigencias de otras formaciones para bajar los impuestos sin que estén garantizados unos mínimos ingresos para, por ejemplo, crear empleo de calidad y compensar los recortes en sanidad, educación, dependencia o pensiones hacen que Garzón avise de que el Gobierno nos quiere conducir hacia un “modelo más desigual”, con menos inversión pública y perores servicios.

Por otra parte, el coordinador federal de IU ha mostrado de forma manifiesta su “escepticismo” ante el llamamiento realizado esta mañana por la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para que se suban los salarios. Garzón exigió al Gobierno que si quiere ser mínimamente creíble “pase de las palabras a los hechos”, porque de otra forma es imposible hacer caso a la ministra precisamente del Ejecutivo que “ha contribuido más que ningún otro a bajar el salario real”.

Alberto Garzón ha recordado que Báñez llegó prácticamente a responsabilizar de la crisis a los ‘altos salarios’ que supuestamente ganaban los trabajadores en nuestro país. Achacó las palabras de hoy de la ministra a la todavía reciente aprobación de los Presupuestos Generales para 2017 y el inicio de los trabajos para aprobar los de 2018, un camino que parece que el PP busca “poder transitar de la forma más amable”.