Yolanda Díaz critica directamente a Caruana su “nefasta gestión” como gobernador del Banco de España y de haber sido “responsable por omisión” frente a la gestación de la crisis

La diputada gallega de IU y hoy portavoz del Grupo Confederal de Unidos Podemos en la Comisión de Investigación parlamentaria sobre la crisis financiera reprocha al ex máximo responsable de esta entidad supervisora que “si usted y su cúpula hubieran tomado las decisiones correctas se podría haber evitado el rescate, el fraude de las preferentes, los sueldos astronómicos de los gestores, los blindajes de las jubilaciones, la concesión de créditos fallidos, el endeudamiento de por vida de las familias, los miles de desahucios, los suicidios, en definitiva, se habría evitado mucho sufrimiento a la ciudadanía”

La diputada gallega de Izquierda Unida, portavoz de la confluencia En Marea y hoy portavoz del Grupo Confederal de Unidos Podemos en la Comisión de Investigación parlamentaria sobre la crisis financiera, Yolanda Díaz, criticó esta mañana la “nefasta gestión” que tuvo el ex gobernador del Banco de España, Jaime Caruana, al frente de este órgano monetario, así como las distintas “responsabilidades por acción y por omisión” que hubo durante su mandato.

Díaz hizo esta valoración directamente a Caruana durante la comparecencia de éste en la citada comisión de investigación, al tiempo que le incluyó en el grupo de los “responsables por omisión”, por su “pasividad” frente a la gestación de la crisis y por hablar de ella “como si de una catástrofe natural se tratara”.

La parlamentaria de IU destacó que el Banco de España apenas hizo nada frente a la “gigantesca ‘burbuja’ que crearon las entidades financieras”, con apoyo de las instituciones, a partir del año 2000. Recordó también que “en 2007 el volumen de crédito se había multiplicado 3,7 veces respecto al del año 2000, hasta alcanzar el 157% del PIB, esto es, se concedían más préstamos que la riqueza total que generaba la economía española”.

La portavoz de Unidos Podemos en la sesión de hoy de la comisión de investigación criticó duramente la actitud del que fuera responsable del máximo supervisor monetario, ya que “cada vez relajaron más los niveles de exigencia para la concesión de los créditos. Tipos de interés bajos y elevadas comisiones por las operaciones realizadas, créditos de alto riesgo que las familias no iban a poder devolver. Durante su mandato las ganancias por comisiones alcanzaron los 20.023 millones de euros”.

Díaz denunció que estas prácticas “abocaron a la concesión de créditos sin las debidas garantías, préstamos hipotecarios en condiciones casi de esclavitud, de hasta 50 años, que sólo han provocado sufrimiento en la ciudadanía y que han llevado al desahucio, al suicidio y a la ruina de miles de personas y familias”.

Exigió explicaciones de por qué el Banco de España no actuó en su momento para evitar tanto sufrimiento en la sociedad. Además, señaló que “el endeudamiento de hogares y empresas no financieras se incrementó en el período 2000-2007 desde el 94% al 191% del PIB. La morosidad se ocultaba en los balances contables, se refinanciaba la deuda… así hasta llegar al colapso del sistema”.

Yolanda Díaz apuntó también sobre la pasividad en la actuación de Caruana al frente del Banco de España que ya en abril del 2005 y mayo del 2006 la asociación de Inspectores de Entidades de Crédito de este organismo remitió al Ministerio de Economía cartas para alertar de su trabajo como gobernador de esta entidad. Indicaron que con su labor “minimizaba la importancia del riesgo latente en el sistema financiero español e ignoraba las previsiones consecuencias que tendría sobre la economía y la sociedad española”.

Denunciaban que el entonces gobernador del Banco de España faltaba a su obligación de reconducir la situación ante las malas prácticas perpetradas por las entidades bancarias, como la emisión de productos tóxicos y la concesión de créditos sin las debidas garantías.

“Si usted y su cúpula -sentenció Díaz- hubieran tomado las decisiones correctas se podría haber evitado el rescate, el fraude de las preferentes, los sueldos astronómicos de los gestores, los blindajes de las jubilaciones, la concesión de créditos fallidos, el endeudamiento de por vida de las familias, los miles de desahucios, los suicidios, en definitiva, se habría evitado mucho sufrimiento a la ciudadanía”. 

Finalizó su intervención interpelando directamente a Jaime Caruana sobre “si puede dormir usted después de haber causado tanto daño a la población”.