Llamamiento a la acción de la 1ª Asamblea de Activistas

Vivimos en un país que sufre una situación injusta y nos negamos a aceptar que no se pueda cambiar: una tasa de paro de casi el 20%, con un 28% de la población en riesgo de pobreza o exclusión social, sobre todo si eres mujer. Hoy en España trabajar no te garantiza no ser pobre y eso no debería ser normal. Como no lo es que casi un 40% de las personas de entre 16 y 29 años estén en riego de pobreza, por los bajos salarios o la falta de trabajo o que la brecha salarial entre hombres y mujeres sea del 25%, haciendo que la precariedad tenga rostro de mujer. No vamos a dejar que eso sea “normal”.

Queremos un país con derechos, servicios públicos y democracia y las tres cosas de calidad, porque queremos y nos merecemos calidad de vida: trabajo, educación, salud, vivienda, justicia, pensiones, transporte, energía, agua, reparto de cuidados e igualdad… deberían ser derechos garantizados y blindados en una Constitución y lucharemos para que lo sean.

Los corruptos y los corruptores quieren un país sumiso, que se deje robar no solo los servicios públicos, sino los salarios o la democracia. A ellos les sobra, a nosotras nos falta.

Los partidos del régimen hacen leyes a medida de los poderosos y los medios afines a sus intereses no paran de repetirnos, más o menos sutilmente, que no hay alternativa, que hay que conformarse, que hay que obedecer. Nosotros y nosotras no lo vamos a hacer y por eso queremos organizarnos, para hacer de la desobediencia una forma de demostrarles que no tienen razón.

Dirán que no ser obedientes y no aceptar lo que hay es ser radical, pero no hay nada más extremista que cobrar 2,5 euros la hora, o que te desahucien, o que no te dejen ganarte la vida o que te asesinen por ser mujer. Lo razonable, lo sensato, es un gobierno para su gente, con normas que acaben con la explotación y con servicios públicos que garanticen nuestros derechos. Y lo vamos a conseguir.

Los derechos, servicios y salarios que este pueblo se merece no caerán del cielo, hay que pelearlos. Como siempre a lo largo de la historia, los derechos tenemos que conquistarlos, por eso hacemos un llamamiento a la acción, para actuar en cada lugar donde haya una injusticia

Un llamamiento a la acción y a la solidaridad, porque tejiendo redes solidarias es como seremos más fuertes.

Este país no lo cambiaremos solo desde las instituciones, es fundamental ejercer nuestros derechos y tener voz desde la movilización y el conflicto, para denunciar las injusticias y construir de forma colectiva un país mejor. Por eso llamamos a la acción a todas las personas que quieren un país con derechos y con justicia social, a las y los que quieren un trabajo con un buen salario, servicios públicos de calidad y una vida en igualdad para todas las personas. En definitiva, a todas y todos los que queremos un país mejor.

Desde esta Asamblea de activistas hacemos un llamamiento a la acción y a la solidaridad y nos comprometemos, entre otras cosas, a:
  • - Potenciar procesos de democracia participativa a todos los niveles (municipal, autonómico, estatal e internacional) compatibles con la mejora necesaria de la actual democracia representativa.

  • - Luchar contra el genocidio humanitario que se está produciendo en el Mediterráneo porque la UE no cumple la legislación internacional y porque sabemos que las causas por las que esas personas huyen las genera el sistema capitalista.

  • - A intercambiar experiencias y luchas vecinales en nuestros barrios, pueblos y ciudades, planteando un proyecto alternativo a la realidad que nos hacen vivir.

  • - A defender una educación pública, gratuita, inclusiva, democrática, laica y transformadora. Continuaremos la lucha contra los individualismos para buscar la unidad de la comunidad educativa para una nueva ley de educación.

  • - El agua es un bien básico y lucharemos para que su gestión sea 100% pública en nuestros municipios y comunidades.

  • - La salud es un derecho para todas y todos y debemos trabajar contra la ley 15/97 para frenar las privatizaciones y el RD 16/2012 que impide el acceso universal.

  • - A defender el derecho a una pensión digna, porque todos y todas la necesitamos y porque es un derecho de la clase trabajadora.

  • - A aprobar una nueva ley de violencia patriarcal que incluya todos los tipos de manifestaciones de la violencia contra las mujeres en el marco del pacto de Estado, con un presupuesto suficiente. Apoyamos la Huelga general del 8 de Marzo y nos comprometemos a impedir la aprobación de la propuesta del Ciudadanos sobre gestación subrogada y por la revisión de la ley de adopción.

  • - Queremos que se visibilice nuestra diversidad y nuestros derechos frente a quienes reprimen y acosan al colectivo LGTBI, en una perspectiva alternativa atravesada por el feminismo y la clase.

  • - A impulsar políticas de economía social, identificando y apoyando las plataformas y luchas que se llevan en los barrios para conectarlas y conectarnos con ellos. A hacer unas jornadas de formadores en el área del cooperativismo y economía social y a hacer campañas de información en los barrios sobre cómo nos afectan las privatizaciones.

  • - Somos animalistas porque el animalismo es un acto de justicia con los oprimidos que carecen de voz para alzarse contra su explotación y maltrato.

  • - Colaboraremos en la construcción de una cultura crítica tejida para y por las clases populares, haciendo frente al modelo hegemónico neoliberal. En esta dirección organizaremos el Festival de Música Desobedientes, haremos un espacio de debate sobre la cultura este año 2017 y apoyamos el Estatuto del Artista, para mejorar las pésimas condiciones de vida de muchos artistas en nuestro país.

  • - Y defenderemos que sin memoria no hay democracia, por lo que exigimos que las instituciones del Estado español declaren inequívocamente la condena del franquismo como régimen criminal en los términos desarrollados históricamente por la ONU, expresando consecuentemente el reconocimiento político-jurídico de las víctimas, para la garantía de los derechos humanos y la defensa de la verdad, la justicia y la reparación.

Adjuntos: 
Etiquetas: