El Parlamento Vasco aprueba a instancias de Ezker Anitza-IU una declaración para aumentar la ayuda institucional a la población saharaui refugiada

La iniciativa, impulsada por el parlamentario Iñigo Martínez, insta también a la Unión Europea a “liberar el total de la asignación económica correspondiente aprobada para los campos de refugiados saharauis para este año 2017 y a estudiar ampliarla debido a la crisis alimentaria”

El Parlamento Vasco ha aprobado hoy una declaración institucional a instancias del diputado de Ezker Anitza-IU en la coalición Elkarrekin Podemos, Iñigo Martínez, para que las instituciones vascas se comprometan a aumentar los esfuerzos en la ayuda a la población saharaui en los campos de refugiados de Tinduf, en Argelia, ante el agravamiento de la crisis alimentaria que soportan.

El texto de la declaración señala que la Cámara Vasca “conocedora” de esta situación, “agravada” por los efectos de la crisis económica, la complicada climatología y la geografía del entorno donde habitan los refugiados saharauis insta al Gobierno Vasco y a Euskal Fondoa a “continuar, y en su caso incrementar, los esfuerzos y planes de ayuda a los refugiados y refugiadas saharauis atendiendo a sus necesidades y prestando especial atención a la crisis alimentaria que hoy padecen”. En ese sentido, se hace un llamamiento a ACNUR para que actúe “especialmente” en los campos de refugiados ante la citada crisis. 

Además, el Parlamento Vasco insta a la Unión Europea a “liberar el total de la asignación económica correspondiente aprobada para los campos de refugiados saharauis para este año 2017 y a estudiar ampliarla debido a la crisis alimentaria”.

La iniciativa parlamentaria impulsada por Ezker Anitza-IU recuerda que la Declaración de Vitoria-Gasteiz del 30 de septiembre de 2017 en los trabajos de la XXI Conferencia de Intergrupos Parlamentarios ‘Paz y Libertad para el Pueblo Saharaui’, hace un llamamiento, a las autoridades estatales a “aumentar la cooperación y la ayuda humanitaria con la población saharaui, tanto en los campamentos de refugiados como en los territorios ocupados al constatar con preocupación la reducción de las aportaciones de la Agencia Española de Cooperación en los últimos años”. Insta también a que “se incida en el aumento de los fondos europeos para el Sahara Occidental”.