El Congreso debate la propuesta de IU para acabar con la disparidad de precios en las llamadas de emergencia a la Policía y a la Guardia Civil, y conseguir su gratuidad

El diputado Ricardo Sixto defiende una iniciativa para terminar, por ejemplo, con hechos tan distintos como que llamar al 091 cuesta 3 céntimos de euro por el establecimiento de la conexión, sin pagar más independientemente de lo que dure la comunicación, mientras que las llamadas al 062  tienen dos tramos, uno con coste al usuario y otro a la Guardia Civil, lo que sólo en el ejercicio 2015 supuso un desembolso para este Cuerpo de 82.389,40 euros

Izquierda Unida, a través de su diputado y portavoz de Interior, Ricardo Sixto, lleva mañana jueves, día 19, a debate en el Congreso su iniciativa parlamentaria para acabar con la disparidad de precios en las llamadas de emergencia que la ciudadanía hace a los números 091 y 062 del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil, respectivamente, así como para conseguir su gratuidad.

Sixto defenderá en la Comisión de Interior una proposición no de ley que, en concreto, insta al Gobierno del PP a “tomar las medidas necesarias para que el número de contacto para realizar llamadas de emergencia a la Guardia Civil (062) opere en las mismas condiciones y con los mismos costes tarifarios que el asignado para el Cuerpo Nacional de Policía (091)”

La iniciativa se completa planteando también “adoptar las medidas legales oportunas para reducir las tarifas aplicadas a los números de emergencia de forma gradual hasta su gratuidad definitiva”.

Izquierda Unida lleva adelante esta iniciativa después de que el propio Gobierno del PP reconociera a Ricardo Sixto el pasado mes de agosto en una respuesta escrita esta total disparidad de precios que se arrastra desde hace años. Así, el único número que tiene regulada por ley su gratuidad total es el 112. Por el contrario, para el resto se dan circunstancias tan distintas como que llamar al 091 cuesta 3 céntimos de euro por el establecimiento de la conexión, sin pagar nada más independientemente de lo que dure la comunicación, mientras que las llamadas al 062 ‘se componen de dos tramos, un tramo con coste al usuario y otro con coste a la Guardia Civil’, sin detallar más.

El Ejecutivo sí aportó en su respuesta un dato desconocido hasta entonces: mientras que tanto en las llamadas al 091 como al 060 -en este caso para pedir cita previa para el DNI- ‘el Cuerpo Nacional de Policía no recibe ningún beneficio económico de las tarifas aplicadas a esta llamadas’, pero tampoco ningún gasto, se da la circunstancia de que las llamadas ciudadanas a la Guardia Civil tuvieron un coste para este Cuerpo que, por ejemplo, en el ejercicio 2015 ‘ascendió a 82.389,40 euros’.

Las llamadas de urgencia al 112 tienen su gratuidad regulada a través del Real Decreto 903/1997, de 16 de junio (BOE nº 153 de 27/06/1997)-, donde se establece que ‘los operadores de redes de servicios… vendrán obligados a asumir el coste del tráfico originado en los puntos de terminación de su red con destino al centro de recepción de llamadas… de urgencia 112…’

El Ejecutivo reconoció al diputado Ricardo Sixto que en la actualidad ‘no existe disposición legal alguna de análogo contenido a la anterior que extienda la obligación de las empresas operadoras de telefonía a asumir los costes de las llamadas efectuadas por los ciudadanos a otros números de teléfono de emergencia’, como serían el 091 y el 062.

Ello lleva a que, por ejemplo, frente a los 0,03 euros que cuesta llamar al 091 -sólo por el establecimiento de llamada, llamar al 060, que es operado por la Administración General del Estado, vale 0,15 euros + 0,07 euros por cada minuto de comunicación, facturándose por segundos desde el inicio de la comunicación.

Ricardo Sixto alertó ya también al Gobierno de que esta disparidad de tarifas se extiende a otros números de emergencia e información de ámbito local, como pueden ser el 080 de llamada a los Bomberos o el 010 para las informaciones de carácter municipal.

El diputado de IU por Valencia valora que “este problema es motivo de crítica por parte de los ciudadanos, que no entienden por qué se cobran las llamadas de emergencia y reclaman la gratuidad de estos servicios, como ocurre con el 112 que gestiona todo tipo de emergencias, o el 016, donde se atienden las consultas sobre violencia de género, que dado su carácter confidencial supone una llamada a cobro revertido y sin rastro en la factura”.

Una cuestión importante planteada también por Sixto que el Gobierno ha dejado sin responder todo este tiempo es “¿cuánto dinero obtienen las compañías telefónicas cada año por este tipo de llamadas?”