Albiol denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno del PP en la próxima visita de Mahmoud Abbas que “refleja que se posiciona del lado de quienes niegan al pueblo palestino su misma existencia”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida compara el tratamiento programado al presidente palestino con el que se dispensó hace unos días al de Israel, Reuven Rivlin, en la visita “del presidente de un Estado responsable de la ocupación, la represión sistemática y la política de ‘apartheid’ contra todo un pueblo”

La responsable federal de Relaciones Internacionales de Izquierda Unida, Marina Albiol, denuncia el “agravio comparativo” impuesto por el Gobierno de Mariano Rajoy en la visita de dos días que iniciará el próximo día el presidente palestino, Mahmoud Abbas, al Estado español en relación a la que realizó a comienzo de este mes el presidente israelí, Reuven Rivlin. Para Albiol, esta actuación “refleja que el Ejecutivo del PP se posiciona del lado de quienes niegan al pueblo palestino su misma existencia”.

El Ministerio de Exteriores y Cooperación no ha permitido que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, entregue la Llave de Oro de la ciudad a Abbas, como había adelantado ésta que era su deseo, al tiempo que hasta ayer jueves el departamento que dirige Alfonso Dastis no había comunicado de forma oficial a la Corporación madrileña el viaje del presidente de la Autoridad Palestina a nuestro país, a diferencia de la gestión que hizo con el mandatario israelí.

Marina Albiol señala que “la visita de Reuven Rivlin a España fue la del presidente de un Estado responsable de la ocupación y la represión sistemática contra todo un pueblo. Rivlin es responsable de la política de ‘apartheid’ que aplica el Estado israelí, de las demoliciones de viviendas en Cisjordania y de los bombardeos sobre Gaza, además de la situación de los más de seis millones de refugiados palestinos que llevan décadas en el exilio”.

“Sin embargo -añade-, las autoridades españolas le recibieron con todos los honores de jefe de Estado, normalizando la presencia de representantes de un país colonizador, que viola sistemáticamente y de manera impune el Derecho internacional”.

Albiol lamenta que “Mahmoud Abbas no vaya a tener el mismo reconocimiento pleno en su próxima visita”, en una evidente distinción en la consideración entre Palestina e Israel, a pesar de que se busque enmascarar esta realidad con la aplicación formal del protocolo diplomático.

La dirigente federal y eurodiputada de IU indica que “entendemos que el presidente de la Autoridad Palestina es un actor fundamental a la hora de conseguir una paz justa y que este tipo de actitudes no hacen más que dificultar que el pueblo palestino se libere y se acabe con la ocupación”.

“Desde Izquierda Unida exigimos -detalla- que el Gobierno español reconozca el Estado palestino y que, por tanto, España se sume a los otros 136 países -más de dos tercios de los miembros de Naciones Unidas- que así lo han hecho, un Estado con capital en Jerusalén, con control sobre sus propias fronteras y recursos naturales, y con el reconocimiento al derecho de retorno de los refugiados provocados por la creación del Estado de Israel en 1948 y la ocupación de Jerusalén, Cisjordania y Gaza, en 1967”.