Comunicado del GUE/NGL sobre la condena a Lula da Silva

La condena a Lula es un golpe serio para la democracia de Brasil

La condena ayer del ex presidente de Brasil, Lula da Silva, constituye un duro golpe para la democracia brasileña. El juicio contra Lula da Silva se llevó a cabo en un ambiente hostil en el que retroceso conservador continúa sin ser cuestionado mientras que el progreso social y el legado de los anteriores gobiernos de izquierda están siendo destruidos.

Consideramos que esta sentencia tiene una motivación política con el principal objetivo de impedir que Lula da Silva, que lidera todas las encuestas, se postule para las elecciones presidenciales de este año. Al igual que la destitución ilegal de la Presidenta Rousseff por parte de las élites derechistas, la sentencia de Lula representa otra regresión más y el debilitamiento de la democracia en Brasil.

Con una reforma de la Seguridad Social y la privatización de PETROBRAS a la vista, esta purga contra Lula es parte de una ofensiva política más amplia contra los derechos laborales y sociales y la soberanía e independencia de la nación. 

La corrupción institucionalizada en el sistema político brasileño, y que está asociada con el sistema dominante a nivel mundial, debe ser combatida ya que daña la población y el progreso social. Sin embargo, los sistemas judiciales nunca deben ser manipulados con objetivos políticos.

El GUE / NGL condena este juicio político y expresa su solidaridad con las luchas y manifestaciones masivas de las fuerzas democráticas y progresistas del país. 

Apoyamos a los trabajadores y al pueblo brasileño en su lucha por la defensa de la democracia, los derechos políticos, sociales, económicos y culturales, y por el derecho de Lula da Silva a presentarse en las próximas elecciones presidenciales en Brasil.