IU mantiene su “optimismo” sobre el “avance” de la investigación de la ‘querella Bárcenas’ y destaca en su quinto aniversario que esta acción “ilustra el arquetipo de la corrupción” en España

Esta formación pone el colofón, junto a la Asociación Libre de Abogadas y Abogados y Ecologistas en Acción, a las actuaciones coordinadas las últimas semanas para celebrar el trabajo legal realizado el último lustro como acusación popular en el caso de los ‘Papeles de Bárcenas’

Izquierda Unida mantiene su “optimismo” para que la investigación de la denominada ‘querella Bárcenas’ contra la corrupción el PP “siga avanzando a buen ritmo” en la Audiencia Nacional tras su reapertura hace un año. Esta fuerza política destaca la importancia de la iniciativa que registró hace ahora cinco años junto a otras asociaciones porque “muestra y es ilustrativa del arquetipo de la corrupción en España”.

La formación que lidera Alberto Garzón cierra esta semana en compañía de la Asociación Libre de Abogadas y Abogados (ALA) y de Ecologistas en Acción las actuaciones coordinadas desde febrero pasado para celebrar el quinto aniversario de la querella que originó la investigación judicial y su trabajo como acusación popular en el caso de los ‘Papeles de Bárcenas’.

El colofón se puso en la tarde-noche de ayer con un concurrido acto en el madrileño Teatro del Barrio. Participaron en sendas mesas redondas la dirigente federal de IU Sira Rego, el abogado de ALA Juan María Ruiz y el coordinador de Ecologistas en Acción, Francisco Segura, además de Enrique Santiago y Ana Méndez, dos de los/as abogados/as con mayor protagonismo en el desarrollo de esta causa judicial y sus múltiples ramificaciones.

Santiago incidió en que resulta fundamental ese carácter arquetípico del caso de los ‘Papecolesllo no han tenido lugar de forma aislada, sino que están en “directa vinculación” con “la impuesta liberalización de los mercados, la ausencia de normas reguladoras o la ‘burbuja inmobiliaria’ que trajo como resultados desahucios, despidos y recortes”.

A modo de ejemplo, el letrado y dirigente de IU ilustró con ironía la estrecha ligazón entre corrupción y modelo económico al recordar que “en los ‘Papeles de Bárcenas’ aparecía hasta el presidente del Tribunal de Cuentas’”.

Enrique Santiago recalca ahora, igual que en todo este lustro de acciones legales, la existencia en el seno del PP de “una organización criminal, una ‘organización ilícita’ en términos judiciales, con un plan criminal muy definido y desarrollado en el tiempo. Nuestra querella pretende desvelar este plan”.

Entre las experiencias constatadas durante este tiempo está haber conocido de primera mano que “las políticas económicas del PP no las diseñaban ellos, les venían dadas”. Recordó cómo ya en 2013, un entonces más colaborador con la justicia Luis Bárcenas confirmó la existencia de una denominada ‘Comisión de Infraestructuras’, “de la que formaban parte los donantes del PP y técnicos de este partido. Allí se decidían los grandes contratos de las obras públicas que se iban a aprobar en este país, fueran necesarias o no. Luego los donantes pagaban y financiaban las campañas electorales”.

Santiago recordó que también entonces, cuando el juez instructor pregunto al ex tesorero de Mariano Rajoy cuando terminó este sistema, su respuesta fue lacónica: ‘esto no ha dejado de funcionar’.

Durante el acto de ayer en Madrid Enrique Santiago dejó meridianamente claras varias ideas que, pese a su sencillez, no han dejado de tener vigencia. “El PP necesitaba de la financiación irregular para ganar elecciones”, dijo, y añadió que “el Código Penal de este país es claramente de clase, para quienes creen que las clases sociales han dejado de existir”. Argumentó que esto último es así porque “la pena más grave, aplicada en su grado máximo, por los doce delitos de los que acusamos en esta causa no excede los seis años. En este país la pena por dilapidar miles de millones de euros no excede esos seis años de cárcel”.

El abogado y dirigente de IU apuntó también que “la Fiscalía jamás ha impulsado la investigación y el procedimiento” en estos cinco años. “La Fiscalía -completó- no ha presentado ni una querella o una denuncia en esta causa. La acusación popular hemos tenido que suplirla” y apostilló con un sentido “el Poder Judicial es la institución menos permeable a  la democracia de este país”.

Sira Rego, por su parte, explicó en nombre de la dirección federal de Izquierda Unida que “estamos en este proceso por una cuestión de justicia, pero también porque nos preocupa la lucha contra la impunidad”.

Argumentó a un público que asistía muy atento al acto en el Teatro del Barrio que a IU, además de “trabajar mucho” estas dos cuestiones, “nos parece de sentido común avanzar en esta causa por una cuestión política”, que es “poner rostro y hacer un acompañamiento para que se vea cómo funcionan las relaciones de poder entre el PP y la élites económicas”, además de “cómo entiende el PP el concepto de lo público”.

Para Rego, se trata también de “abrir un debate sobre la legitimidad y la legalidad. Hay relaciones económicas y políticas en este país que son legales, pero no legítimas” y puso como ejemplo las distintas actuaciones impuestas por el oligopolio eléctrico, que llevan a soportar uno de los recibos de la luz más caros de Europa.

Aseguró que esta dicotomía es mucho más fácil que ocurra “en partidos que tienen la corrupción estructural en su seno, como el Partido Popular, y nuestra querella lo quiere poner de manifiesto”.