Alberto Garzón presenta la proposición de ley que impulsa IU para proteger la libertad de expresión y “homologar” el Código Penal a “la normativa internacional y a la jurisprudencia europea”

El coordinador federal de Izquierda Unida detalla desde el Congreso los artículos que se busca derogar por “anacrónicos y obsoletos”, entre ellos el 578 de enaltecimiento del terrorismo, pero sin dejar en ningún momento sin su derecho de protección a sus víctimas, ya que se traslada de forma mucho más nítida al artículo 22

El coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha presentado esta mañana en el Congreso el texto definitivo de la proposición de ley orgánica que impulsa esta formación para derogar y modificar determinados artículos del Código Penal para proteger la libertad de expresión. Garzón apuntó precisamente como objetivo prioritario de la propuesta “homologar” ese Código Penal “a la normativa internacional y a la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH)”.

Precisamente el TEDH ha condenado esta semana al Estado español a indemnizar a dos jóvenes tras imponerles sendas penas de cárcel por quemar una foto de los reyes, lo que este tribunal entiende dentro de la libertad de expresión.

El máximo responsable de IU apuntó en rueda de prensa en la Cámara Baja la existencia de una involución a nivel político y judicial contra este derecho fundamental, así como la urgente necesidad de evitar la “ambigüedad jurídica que existe y que sirve para coartar la libertad de expresión y la crítica política”.

Es en este contexto en el que Izquierda Unida ha organizado esta tarde en Madrid un acto ‘Por la libertad de expresión’, al que animó a acudir, en el que además de él intervendrán, entre otros, los raperos César Strawberry y Valtonyc -condenados por el Tribunal Supremo por enaltecimiento del terrorismo- y la tuitera Cassandra, finalmente fue absuelta de un delito de humillación a las víctimas.

Alberto Garzón señaló que la iniciativa parlamentaria -registrada esta misma mañana- busca ser el mecanismo necesario para corregir lo que ocurre y “ajustar nuestra normativa” a las leyes y el nivel de derechos existente en los países de nuestro entorno. En ese sentido, la proposición de ley orgánica plantea derogar los artículos 490.3, 491, 504, 525 y 543, que considera “anacrónicos y obsoletos”.

Estos artículos buscan, entre otras cuestiones, castigar las supuestas ofensas a los sentimientos religiosos, las injurias a la Corona, a la patria e instituciones o el enaltecimiento del terrorismo. El coordinador federal de IU insistió en que se busca frenar la “ambigüedad” en la interpretación de estos artículos que lleva, denunció, a que “con las mismas leyes se pueda ser condenado o no dependiendo del juzgado donde caigas”, en virtud de los jueces “ultrareaccionarios” que puedan encargarse de ello.

Apostilló que además de que se impongan “condenas desproporcionadas” a raperos, cantantes o tuiteros, como ocurre desde hace meses, estas actuaciones provocan también la “autocensura y el miedo a realizar la crítica política”.

Sobre el caso concreto del artículo 578, relativo al enaltecimiento del terrorismo, valoró que es “inadmisible” porque “realmente se está utilizando este delito para coartar la libertad de expresión”, como también denuncian distintas organizaciones de derechos humanos, entre ellas Amnistía Internacional, que constata hasta 70 condenados a través del mismo.

Para hacerle frente, el texto registrado hoy en el Congreso expone con claridad que la propuesta de derogación del artículo “no supone ningún tipo de desprotección respecto de este colectivo en lo concerniente a las conductas tendentes a vejar o menoscabar su dignidad”.

Por ello, la proposición de ley plantea reformar “el agravante 4º del artículo 22 al introducir entre los colectivos protegidos en este punto al de víctimas del terrorismo”. Además, ante cualquier conducta vejatoria o humillante a las víctimas existe para su protección el delito de injurias.

Así esa parte 4º del artículo 22 queda redactada de la siguiente forma: ‘Cometer el delito por motivos racistas, antisemitas u otra clase de discriminación referente a la ideología, religión o creencias de la víctima, la etnia, raza o nación a la que pertenezca, su sexo, orientación o identidad sexual, razones de género, la enfermedad que padezca o su discapacidad, o por razón de ser víctima del terrorismo’.

Garzón se mostró confiado -“la esperanza es lo último que se pierde”, dijo- en poder conseguir el apoyo de otros grupos parlamentarios, a pesar de que esta misma semana PP, PSOE y Ciudadanos rechazaron una propuesta de ERC que, de manera puntual,  planteaba despenalizar las injurias a la Corona.

“Sería bueno -dijo- que el PSOE se sumara a nuestra iniciativa, que es coherente con los principios, los valores y lo que opina sus bases”.