Alberto Garzón exige a Montoro en pleno debate de Presupuestos la dimisión de su ‘número dos’ en Hacienda, Fernández de Moya, tras ser citado como investigado por cinco delitos graves

El portavoz parlamentario y coordinador federal de Izquierda Unida recuerda al ministro que “no son las hordas comunistas ni lo que usted llama ‘izquierda contumaz’ la que ha encontrado estos indicios de delitos, sino la Guardia Civil”

El portavoz parlamentario y coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha exigido hoy directamente a Cristóbal Montoro en el Pleno del Congreso la dimisión de su ‘número dos’ y secretario de Estado de Hacienda, José Enrique Fernández de Moya. Éste ha sido citado por la justicia como investigado por supuestos delitos de prevaricación administrativa continuada, falsedad en documento mercantil, malversación de caudales públicos, cohecho y tráfico de influencias en su etapa como alcalde de Jaén.

Garzón interrogó de forma directa al titular de Hacienda en su intervención en el debate de enmiendas parciales al proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 si se había parado a valorar que para mantener la credibilidad de las cuentas públicas “debe dimitir” su secretario de Estado -que fue quien las presentó en el trámite de comisión-, ya que la confianza en ellas queda “mermada” por la actuación judicial contra Fernández de Moya.

“Si quiere mantener, aunque desde la discrepancia ideológica -dijo-, la credibilidad de su propio proyecto, y no manchar la imagen de sus Presupuestos, debería dimitir”, al tiempo que criticó con dureza que pese a conocer el ministro todas las novedades contra su máximo hombre de confianza en Hacienda “no haya dicho ni mu” de ello en su intervención inicial.

José Enrique Fernández de Moya deberá declarar en calidad de investigado por los delitos mencionados el próximo día 5 de junio, unas imputaciones que Garzón considera “suficientemente graves” como para que los PGE “no sigan vinculados a una persona” de estas características, por lo que preguntó también a Montoro si seguía “teniendo confianza” en su secretario de Estado.

“No son las hordas comunistas ni lo que usted llama ‘izquierda contumaz’ la que ha encontrado estos indicios de delitos, sino la Guardia Civil”, incidió en el tema el máximo responsable de IU.

Recordó, además, que Fernández de Moya ha sido “un símbolo” de la doble vara de medir de Montoro y del Gobierno del PP. Aunque dejó Jaén con una deuda de 550 millones de euros tras su etapa como alcalde e “incumplió la regla de gasto, excepcionalmente Hacienda no le intervino”, mientras que cuando el ahora investigado ya estaba en el ministerio, “sí intervino al Ayuntamiento de Madrid”.

Alberto Garzón apostilló que estas “contradicciones, inconsistencias, incoherencias y, finalmente, un escenario verdaderamente fatídico reflejan muy bien lo que puede ser este debate de Presupuestos”.