Unidos Podemos propone subir la inversión en trenes de Cercanías y Media Distancia junto a una moratoria para nuevas líneas de AVE

El grupo confederal hace coincidir con la Semana Europea de la Movilidad la presentación de una batería de proposiciones no de ley en el Congreso y el Senado con el objetivo de conseguir una red ferroviaria que responda realmente a las necesidades de la ciudadanía

El Grupo Parlamentario Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea ha hecho coincidir con la Semana Europea de la Movilidad la presentación de una batería de proposiciones no de ley en el Congreso y el Senado con el objetivo de conseguir una red ferroviaria que responda realmente a las necesidades de la ciudadanía. Entre las propuestas registradas está conseguir un aumento sustancial de la inversión en trenes de Cercanías y Media Distancia, además de una moratoria para nuevas líneas de AVE.

En concreto, en la iniciativa parlamentaria que firman, entre otros/as, la portavoz parlamentaria de IU, Eva García Sempere, y el diputado de En Comú Podem y portavoz del grupo en la Comisión de Fomento, Félix Alonso Cantorné, tras considerar que “el AVE no garantiza el derecho a la movilidad, rompe la cohesión territorial y ha ocasionado la pérdida de paradas en cientos de pueblos”, se plantea “aprobar de manera urgente una moratoria en la construcción de nuevas líneas de Alta Velocidad en España”.

La alternativa para Unidos Podemos pasa por “reorientar la inversión en Alta Velocidad hacia la modernización de las líneas convencionales, convirtiendo el ferrocarril en una alternativa competitiva en tiempo y coste frente al transporte en carretera”.

España es el segundo Estado del mundo con más kilómetros de Alta Velocidad, sólo por detrás de China. Sin embargo, una reciente investigación publicada por la Asociación de Geógrafos Españoles apuntaba que hasta un 57% del despilfarro de la Administración central lo ocasiona la inversión en líneas de Alta Velocidad. Las estimaciones irreales, la escasa afluencia de pasajeros y los sobrecostes elevarían el despilfarro económico hasta los 26.240 millones de euros.

De ahí que la iniciativa que impulsa el grupo confederal proponga también “realizar de forma inmediata una auditoría pública e independiente de todas las líneas de Alta Velocidad para depurar la legitimidad de toda la deuda, sobrecostes y despilfarros”.

El grupo confederal ha registrado también la solicitud de comparecencia de José Luis Ábalos, ministro de Fomento, para que explique en la comisión de este departamento las “políticas de movilidad” que defiende el Ejecutivo del PSOE.

Unidos Podemos pone sobre la mesa un plan de actuación para “atender la máxima demanda de transporte en tren para todos los municipios con más de 20.000 habitantes para el año 2030”. Para realizarlo se precisa impulsar el desarrollo de diferentes ejes transversales ferroviarios: eje atlántico, eje cantábrico-mediterráneo, eje mediterráneo, eje andaluz y eje de la plata.

Además, las iniciativas registradas apuestan por la licitación y adjudicación “con carácter urgente” de los estudios informativos que permitan la reapertura de líneas cerradas durante los últimos años: línea Vía de la Plata, línea 102 Burgos-Aranda de Duero-Riaza-Madrid, línea Valladolid-Ariza, línea Segovia-Medina del Campo, línea Guadix-Baza-Almanzora-Lorca, línea Huelva-Ayamonte-Portugal, Línea Alcalá de Guadaíra-Sevilla, línea Sanlúcar de Barrameda-Jerez y línea Reus-Roda.

El grupo confederal busca también la licitación con carácter urgente de los estudios previos para un servicio de trenes de cercanías para el Poniente Almeriense, así como para la línea Palencia-Valladolid-Medina del Campo.

Igualmente, las iniciativas registradas reclaman también poner en marcha “en un plazo inferior a seis meses” la “Ecovía del histórico trazado del tren de Arganda”, que permitiría conectar el Parque del Retiro en Madrid con Rivas Vaciamadrid y Arganda “mediante un itinerario accesible para caminar o montar en bicicleta”.

Otra de las proposiciones no de ley registradas reclama al Gobierno que realice un plan para impulsar la intermodalidad de la bicicleta y el tren, dada la escasez de plazas para viajar con bicicleta, lo que “actúa como barrera para miles de desplazamientos laborales y de ocio que podrían realizarse de forma sostenible”.

El diputado Alonso Cantorné considera que “es hora de que repensemos nuestro modelo ferroviario y que asumamos que la Alta Velocidad ha supuesto unos sobrecostes y un despilfarro que no se justifica en cuanto a rentabilidad social, sin olvidar el problema de cohesión territorial que ha generado”.

Eva García Sempere, por su parte, destaca que se debe “revertir el olvido del que son víctimas muchos territorios”. La diputada de IU por Málaga pone como ejemplo Andalucía, donde “hemos de potenciar el servicio ferroviario en el Poniente Almeriense, así como en la provincia de Cádiz” para, de esta forma “plantear un modelo productivo sostenible en lo económico, social y medioambiental”.