Alcázar afirma que "el aumento del paro en términos anuales es un síntoma preocupante de la salud de nuestro mercado laboral"

El coordinador ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de IU, Javier Alcázar, considera que "la evolución del paro registrado en febrero, pese a su engañoso y ligero descenso, ha acabado por suponer un aumento de desempleados en términos interanuales de 3.857 personas. Esto nos indica que el mercado de trabajo continua sumido en una debilidad estructural que coloca el desempleo como la principal preocupación de los ciudadanos de nuestro país. Este aumento del paro en el último año es un síntoma preocupante de la mala salud de nuestro mercado laboral".

En febrero, el total de desempleados inscritos en las oficinas de los servicios públicos de empleo se sitúa en 2.169.277 personas, con una disminución con relación a enero de 2.226 parados, (8.953 personas mensos que en el mismo mes de 2005). Desde IU se está a la expectativa para saber si esta limitada bajada puede ser un indicio de ruptura de la tendencia alcista que comenzó hace cuatro meses en cuanto a las cifras totales de parados.

Según Alcázar, "la evolución del paro de febrero ha sido muy desigual, ya que únicamente se ha producido una disminución en el colectivo masculino de 12.166 varones, mientras que ha aumentado 9.940 en el colectivo femenino. Esto hace que la cifra de paradas ascienda a 1.316.776 mujeres. Así mismo, el aumento del desempleo entre los menores de 25 años sigue mostrando crudamente las dificultades que tienen estos colectivos para introducirse en el mercado de trabajo y la necesidad de adoptar medidas que favorezcan su entrada en el mismo".

Alcázar valora que "aunque se hayan firmado en febrero 1.366.664 contratos (el 11% más que un año antes), 160.557 de ellos son indefinidos, lo que sigue mostrando un excesivo uso y abuso por parte de los empresarios de la contratación temporal. Esto lo demuestran tanto los datos referentes a la totalidad de contratación temporal, como los tipos de contratos temporales más utilizados. Entre ellos, destaca el de eventuales por circunstancias de la producción a tiempo completo (31,75% de toda la contratación de febrero) y los de obra o servicio determinado a jornada completa (30,58%). Este uso abusivo desincentiva el imprescindible cambio del actual modelo productivo basado en bajos costes laborales y en la precariedad del empleo".

Javier Alcázar afirma que "el Gobierno socialista debe darse cuenta de que no sólo basta con fijarse en la creación de empleo en términos cuantitativos, sino que es aún más importante fijarse en que éste sea de calidad. El equipo económico del Ejecutivo está olvidando el objetivo de eliminar la precariedad existente en el mercado de trabajo, para no dejar al pairo del mercado las actuaciones políticas que orienten hacia un pleno empleo de calidad. Desde el punto de vista de IU, esto supone una grave irresponsabilidad política".

El dirigente de IU reclama que al Gobierno que "proponga, con arreglo a su programa electoral y a los apoyos parlamentarios que tiene, las necesarias reformas estatutarias y medidas administrativas que garanticen un mayor cumplimiento de la norma, especialmente en materia de contratación, y que aboguen por la creación de empleo estable y de calidad".