Javier Alcázar: "la subida de tipos por parte del BCE obstaculizará el crecimiento y la generación de empleo"

El coordinador ejecutivo de Economía y Mundo del Trabajo de Izquierda Unida, Javier Alcázar, considera que la nueva subida del 0,25% de los tipos de interés por parte del BCE tras la realizada en diciembre del año pasado "va a afectar, sin duda, al consumo privado español, entre otras cosas eje básico del crecimiento económico y de la creación de empleo".

Para Alcázar, "estamos pasando con demasiada rapidez de unos tipos de interés reales negativos en los últimos años a otros que van a influir negativamente en nuestro desarrollo económico. Además de en el consumo, los primeros efectos se notarán también a medio plazo como consecuencia del elevado endeudamiento al que se han sometido las familias españolas, provocado en gran media por la inexplicable elevación y la especulación soportada por el sector inmobiliario".

El dirigente de IU recuerda que "las familias jóvenes hipotecadas, que pagaron por una vivienda un precio muy por encima del valor razonable, animadas, entre otras causas, por la oferta de créditos a intereses muy bajos, reciben ahora una presión a añadir a ese sobreprecio desembolsado a través de la actualización de los créditos hipotecarios. Podemos asistir a un aumento no deseado por nadie, especialmente por estos clientes, de la morosidad bancaria y, sin duda, va a crecer el esfuerzo que cada familia debe dedicar a la compra de un bien esencial como el de la vivienda".

Alcázar señala que "el Banco Central Europeo no debe adoptar exclusivamente este tipo de medidas de política monetaria que comprometen el crecimiento económico y la creación de empleo en la zona euro. Su impacto negativo viene avalado, además, por el hecho de que buena parte de las grandes economías de la UE, como Francia, Alemania o Italia, no acaben de arrancar y salir de una situación de estancamiento económico".

Javier Alcázar recuerda que "el correcto y saneado desarrollo logrado por algunos países de la UE, entre ellos los escandinavos, ha estado más ligado a las inversiones realizadas en políticas de investigación, desarrollo o al impulso dado a la educación, que a la obsesión por una política monetaria ligada estrictamente a la inflación".

Para el dirigente de IU, "no deben perderse de vista opiniones como las de dirigentes del Fondo Monetario Internacional, del Eurogrupo y de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que no consideran necesaria esta subida de tipos de interés dado el menguado y frágil crecimiento económico y una situación de la inflación relativamente controlada".