IU-ICV y el resto de grupos rechazan en el Congreso la moción del PP sobre víctimas del terrorismo por instrumentalizarlas

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó la moción presentada por el Grupo Popular en la que se pedía al Gobierno que incorporase a su política las conclusiones del III Congreso Internacional de Víctimas del Terrorismo. Los "populares" rechazaron sendas enmiendas de sustitución del Grupo Parlamentario de Izquierda Unida-ICV y del PSOE, lo que llevó a éstos a votar en contra, al igual que el resto de grupos, acusando todos al PP de querer hacer política a costa de las víctimas del terrorismo.

El Grupo Popular no aceptó la enmienda de Izquierda Unida-ICV según la cual las asociaciones de víctimas debían "reconocer la legitimidad y autoridad democrática del Gobierno y las instituciones para dirigir la política encaminada a acabar con el terrorismo". Esta enmienda reconocía a las víctimas su "autoridad moral", al igual que su "derecho a la justicia y a la reparación en toda su amplitud".

El presidente del grupo parlamentario de IU-ICV, Gaspar Llamazares, preguntó al PP "¿por qué le niega al Gobierno lo que él mismo se atribuía en 1998?", en referencia a la resolución aprobada en el Congreso por unanimidad en la que, entre otras cosas, se apelaba a una "flexibilización" de la política penitenciaria. "El PP pretende transformar el dolor y dignidad de las víctimas en rencor político en esta cámara", añadió.

Llamazares calificó de "medieval" la moción del PP por negar al Gobierno la capacidad para liderar la política antiterrorista y le acusó de querer transformar "el dolor de las víctimas en rencor político".

Reprochó al PP que critique el posible inicio de un diálogo con los terroristas para poner fin a la violencia cuando el Gobierno de José María Aznar mantuvo reuniones con ETA y acercó a sus presos al País Vasco durante el alto el fuego de finales de 1998 y 1999.