MEYER AFIRMA QUE "EL GOBIERNO ESPAÑOL NO PUEDE ACTUAR COMO UNA SIMPLE ONG EN EL SÁHARA" Y LE EXIGE MÁS IMPLICACIÓN PARA LA AUTODETERMINACIÓN DE LOS SAHARAUIS

El responsable de Política Internacional y eurodiputado de Izquierda Unida, Willy Meyer, ha asegurado que "el Gobierno español no puede seguir actuando como una simple ONG en relación al complicado tema del Sáhara", al tiempo que exige al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero que se "implique más a fondo para lograr la autodeterminación del pueblo saharaui".

La postura defendida por Meyer se ha incluido dentro de la Declaración final elaborada tras la Conferencia Internacional de Solidaridad con el Pueblo Saharaui, celebrada este fin de semana en el campamento saharaui situado en El Aaiún, en las cercanías de la localidad argelina de Tinduf, cuando se han cumplido 30 años de la proclamación de la República Arabe Saharaui (RASD).

Meyer, a la vuelta del encuentro por invitación de los representantes de la RASD, valora que "el Gobierno español tiene que asumir un papel que a día de hoy no ha jugado como país responsable del proceso de descolonización. Es momento de que el Ejecutivo deje de mirar para otro lado y asuma un protagonismo que le viene demandado tanto por el Derecho Internacional como por los representantes de la comunidad internacional".

Para el dirigente de IU, "no valen más parches. Exigimos claridad dada la decepcionante gestión realizada hasta ahora por la diplomacia española, más orientada a defender la estrategia en el Magreb que los derechos fundamentales de los saharauis".

Al tiempo, Meyer espera que "la Comisión Europea exija al Reino de Marruecos que deje de poner trabas al derecho de autodeterminación de los saharauis, ponga fin a la represión que viene ejerciendo sobre ellos y dé vía libre al referéndum que debe acometerse sin más dilación".

El eurodiputado de IU considera que el Gobierno español debería tomar una actitud "activa de denuncia ante el Gobierno de Marruecos que está impidiendo que se lleven a cabo las resoluciones del Consejo de Seguridad". Pone como ejemplo "el papel protagonista de Portugal para el reconocimiento y la celebración de un referéndum en Timor".