LLAMAZARES Y VALDERAS COINCIDEN EN QUE LAS REFORMAS DE LOS ESTATUTOS ANDALUZ Y CATALÁN SON "LA LOCOMOTORA DEL DESARROLLO FEDERAL DEL ESTADO"

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, y el coordinador de IU-LV-CA, Diego Valderas, han coincidido hoy en valorar que las reformas de los estatutos de autonomía de Andalucía y Cataluña son la "locomotora del desarrollo federal del Estado". Llamazares, en una rueda de prensa conjunta con Valderas en Sevilla previa a la reunión que mantuvo con la dirección de IU en Andalucía, dio su respaldo y total apoyo al papel desarrollado por IU-LV-CA para alcanzar un acuerdo con el PSOE sobre los principales aspectos del nuevo texto del Estatuto andaluz, entre los que se incluye la financiación y las competencias.

Llamazares aseguró que desde la dirección federal se respalda el trabajo "excelente" de IU-LV-CA, que ha logrado que "el Estatuto andaluz sirva para avanzar en el federalismo plural y solidario".

"Hay un avance federal, progresista en derechos sociales y que hace compatible la suficiencia financiera con la solidaridad", destacó el coordinador general de IU, que dejó claro que IU-LV-CA cuenta con el apoyo de la dirección federal para seguir avanzando y negociando otros aspectos del nuevo texto, como pueden ser los capítulos referido a las instituciones municipales y a la definición de Andalucía.

De esta forma, situó en un mismo nivel las reformas estatutarias de Andalucía y de Cataluña, al tiempo que resaltó que las reformas están teniendo un "impulso y un corazón de izquierdas. Estamos ante reformas progresistas que mantienen la solidaridad, que abren vías de cooperación y que significan un reparto de poder", concretó Llamazares, que lamentó también que el PP prefiera practicar la política del "esperpento".

En este sentido, criticó la decisión del PP de iniciar una campaña de recogida de firmas en apoyo a una proposición no de ley en la que instará al Gobierno a convocar un referéndum en toda España sobre la reforma del Estatuto de Cataluña, ya que "es un esperpento plantear una confrontación entre catalanes y andaluces por ejemplo".

Para Llamazares, la iniciativa del PP supone buscar la "agresión" a los catalanes y a los andaluces, puesto que "son los catalanes y los andaluces los que deben decidir la reforma de sus estatutos". Al mismo tiempo, realizó un llamamiento a ERC para que "no se aparte del acuerdo. No sería explicable que ERC se aparte del proyecto de reforma cuando ha sido uno de los padres del Estatut y ha jugado un papel importante", dijo.

Por su parte, Diego Valderas destacó el trabajo "responsable y útil" que ha realizado la federación de izquierdas en la ponencia de reforma del Estatuto de Autonomía de Andalucía, ya que "hoy podemos decir que Andalucía y Cataluña están en pie de igualdad".

"Hoy, como el 28-F, la foto de la defensa de Andalucía es PSOE-IU-LV-CA, que con nuestros acuerdos sobre el nuevo Estatuto andaluz hemos demostrado que ponemos a los andaluces por delante de los intereses de ambas formaciones", resaltó Valderas, que aseguró que IU en Andalucía va a seguir trabajando durante el proceso parlamentario al "servicio de los andaluces".

Afirmó que queda un camino "muy importante" por recorrer en el que "alcanzaremos nuevos acuerdos en favor de Andalucía". Así, concretó que entre los principales asuntos pendientes está el "Pacto Local y la suficiencia financiera local, la reforma agraria, la concreción de un impulso más democrático que implique una mayor representación en la Cámara y el capítulo de la identidad, con idea de ampliar el articulado y el preámbulo".

No obstante, no dudó en mostrar su satisfacción con lo conseguido hasta el momento, puesto que se trata de un Estatuto de "izquierdas, avanzado y progresista". Además, aprovechó para advertir de que el que diga que con el acuerdo sobre financiación alcanzado entre PSOE e IU-LV-CA, Andalucía pierde dinero, está "engañando a los andaluces".

Por otro lado, Valderas explicó que la reunión de trabajo que mantendrían con posterioridad la dirección andaluza y federal serviría para hablar de las reformas estatutarias, para abordar el nuevo modelo de Estado, para concretar posición ante reforma política fiscal y financiera y para iniciar los trabajos de cara a las elecciones municipales. Al tiempo, ayudaría según Valderas, para "mejorar las relaciones entre ambas direcciones".

Ante los roces que se han producido entre ambas direcciones como consecuencia de los primeros caminos por los que circulaba la reforma del Estatuto catalán, Llamazares hizo referencia a las propuestas resultantes tanto en Cataluña como en Andalucía para asegurar que "IU tiene una posición fuerte y sólida". Para concluir con esas diferencias, Llamazares dijo que "bien está si bien acaba".

Concretó que las diferencias son "menores", aunque reconoció que "las tenemos que gestionar mejor", pero "ambas direcciones nos enriquecemos y no empobrecemos el proyecto". En este mismo sentido se pronunció Valderas, que dijo que las "opiniones diferentes sólo significan pluralidad, por lo que el que busque crisis no la va a encontrar".