IZQUIERDA UNIDA SE SUMA AL RECUERDO DE LAS VÍCTIMAS DE LA MATANZA DE ATOCHA

En la medianoche del 24 de enero de 1977, la lucha antifranquista, el movimiento obrero y el proceso de transición a la democracia sufrieron un gravísimo atentado cuando en un despacho laboralista de la calle Atocha de Madrid fueron asesinados cuatro abogados y un administrativo, todos vinculados al sindicato Comisiones Obreras y al entonces ilegal Partido Comunista de España. Los sectores fascistas implicados no lograron con este acto de terror la respuesta deseada: una reacción violenta por parte de la izquierda que justificara medidas represivas, que diera más aire político al postfranquismo. Sí lograron que se recuperara un estado de miedo y de inseguridad que, a pesar de la legalización del PCE en abril, marcaría el proceso electoral de junio.

El 26 de enero tuvo lugar el funeral en el Colegio de Abogados. Acompañaron el recorrido 150.000 sindicalistas, trabajadores y trabajadoras, muchos militantes de izquierda y del aún ilegal PCE que callaron una vez más, como desde la implantación de la dictadura tras el golpe de estado del 18 de julio de 1936, y soportar un dolor clandestino.

En el 29 aniversario de la Matanza de Atocha, desde Izquierda Unida queremos recordar el papel de los abogados laboralistas, de los militantes de izquierda comprometidos con la lucha antifascista, con los derechos de la clase trabajadora, inspirados en los principios de libertad, justicia e igualdad. Unos principios que siguen vigentes y por los que hay que seguir peleando.