Izquierda Unida ante el proyecto de LOE

El Proyecto de Ley Orgánica de Educación (LOE), presentado por el Gobierno del PSOE y que ha iniciado su tramitación parlamentaria, no apuesta de forma expresa por la enseñanza pública como eje vertebrador del sistema educativo y como garante del derecho a una educación de calidad para todos y todas en condiciones de igualdad. IU reclama que la Ley incluya garantías sobre el desarrollo de una red pública de centros suficiente para satisfacer el derecho a la educación desde la Educación Infantil hasta la Universidad.

Por el contrario, de mantenerse como está, la LOE puede suponer un refuerzo de los conciertos educativos, que se pretenden extender a etapas no obligatorias, consolidando así la red de centros privados concertados que con tanto ahínco ha desarrollado el PP. Para IU la futura Ley debe considerar la enseñanza concertada como subsidiaria de la pública, para atender necesidades de escolarización en determinadas circunstancias y con equiparables condiciones de funcionamiento y control social.

Por otra parte, el Proyecto de LOE, a través de una Disposición Adicional, mantiene el adoctrinamiento religioso dentro de la escuela y dentro del currículo, acogiéndose a los Acuerdos preconstitucionales con el Vaticano y permitiendo que los y las catequistas que imparten esa asignatura sean designados por los obispos y pagados por el Estado. IU exige la denuncia de los acuerdos con el Vaticano y demás confesiones religiosas y que, mientras estén en vigor, la enseñanza de la religión quede al margen del currículo y fuera del horario escolar.

La LOE mantiene además diversas medidas de la LOCE que fueron ampliamente rechazadas, como el retroceso en la participación de la comunidad educativa en el funcionamiento de los centros, sustituyendo la elección del director o directora por un procedimiento de selección mucho menos democrático. IU apuesta claramente por la elección democrática del equipo directivo por el consejo escolar.

Por último, el Proyecto de LOE no incluye compromiso de financiación suficiente para garantizar el cumplimiento de sus propios objetivos. Y la memoria económica que acompaña al proyecto de ley no responde, ni de lejos, a las exigencias de gasto educativo que se vienen reclamando desde hace décadas para converger con la media de los países de la UE. Desde IU exigimos que la LOE incluya un título específico de financiación que determine el origen de los recursos necesarios y la cuantía de los mismos, así como un mecanismo de compensación interterritorial para asegurar la equidad en la prestación del servicio público educativo en las diferentes Comunidades Autónomas.

Izquierda Unida hará todo lo que esté en sus manos para enmendar sustancialmente el proyecto de LOE en su tramitación parlamentaria, y anima a la comunidad educativa a movilizarse por una educación pública y laica de calidad, frente a las presiones de la patronal católica y de la derecha política para mantener y reforzar su negocio educativo y sus privilegios ideológicos a través de una educación privada, selectiva y adoctrinadora, a pesar de estar financiada con dinero público.