Llamazares defiende hoy una moción que insta al Gobierno a abordar una “profunda reforma fiscal” para combatir el déficit público

El texto que planteará en el Pleno del Congreso el portavoz parlamentario de IU recoge una revisión del tipo impositivo del IRPF a las rentas más altas, la recuperación del Impuesto sobre el Patrimonio y la elaboración de un Plan de lucha contra el fraude fiscal con el objetivo de reducirlo a la media de la UE.

 

Izquierda Unida, a través de su portavoz parlamentario, Gaspar Llamazares, defenderá hoy ante el Pleno del Congreso una moción, consecuencia de la interpelación urgente que la semana pasada realizó a la vicepresidenta económica, Elena Salgado, en la que entre otras cuestiones se insta al Gobierno a abordar una “profunda reforma fiscal para combatir con garantías el déficit público”, según ha señalado el propio autor de esta iniciativa.

 

Dentro del apartado de la moción que señala la necesidad de que el Ejecutivo aborde “un programa de reformas en materia tributaria orientado a mejorar la suficiencia del sistema y a potenciar su equidad y progresividad”, Llamazares ha incluido distintos puntos que lo desarrollan, entre ellos una “revisión del tipo impositivo del IRPF a los contribuyentes de mayor capacidad económica”, la recuperación del “Impuesto sobre el Patrimonio para gravar a las grandes fortunas” o la elaboración de Plan de lucha contra el fraude fiscal que tenga como objetivo su reducción “a los parámetros medios comunitarios”.

 

La iniciativa reclama “ajustar el proceso de reducción del déficit público al ritmo que permita la evolución de la economía, asegurando el necesario papel del gasto público en su vertiente social y productiva para la superación de la recesión económica”.



Para Llamazares, “el Gobierno ha preparado un ‘ajuste duro’ del déficit, confiando en que para ello le ayude la subida del IVA y la reducción del gasto en 50.000 millones de euros en los próximos tras años, 40.000 millones de ellos en los gastos del Estado. Es probable que la intensidad y los plazos planteados sean poco creíbles, pero lo que sí está claro es que supone un giro en su política fiscal, que van a pagar los que menos tienen y los más desfavorecidos por la crisis”.

 

Entre el resto de propuestas que incluye la revisión fiscal en profundidad que demanda IU está el revisar el Impuesto de Sociedades estableciendo un tipo del 35% para “las bases imponibles que superen los 100 millones de euros”, así como desarrollar la “fiscalidad verde” para promover buenas prácticas de impacto ambiental que pueden suponer sólidos ahorros en políticas contra el cambio climático.

 

También se reclama un nuevo Impuesto sobre Bienes Suntuarios aplicable a los productos y servicios considerados de lujo y, por el contrario, se plantea reducir los tipos del IVA a determinados bienes y servicios de primera necesidad.
Llamazares advierte de que “la precipitada consolidación fiscal propuesta por el Gobierno y el ajuste en el gasto público pueden ser políticas contraproducentes y pueden acabar por entorpecer la salida de la recesión”.