Cayo Lara, Manuel Fuentes y Manuel Cámara declararán el 3 de mayo por otra de las querellas de Francisco Hernando “El Pocero” contra Izquierda Unida

El coordinador federal de Izquierda Unida, Cayo Lara, acudirá a declarar el próximo lunes 3 de mayo junto al actual alcalde de Seseña, Manuel Fuentes, y el ex secretario de Organización de IU, Manuel Cámara, en la calidad de imputados que otorga el ordenamiento jurídico para su correcta defensa, tras ser citados por el Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid. Ante esta citación, los dirigentes de IU darán cumplida respuesta y mantendrán el criterio de máxima transparencia que siempre ha caracterizado a todas las actuaciones ejercidas por esta organización frente a la reapertura de una más de la batería de querellas interpuestas contra Izquierda Unida por el constructor Francisco Hernando Contreras, más conocido en medios periodísticos como ‘el Pocero’.

 

El constructor que ha levantado una macrourbanización en un secarral a las afueras del casco histórico de Seseña les acusa de un supuesto delito de denuncia falsa cometido presuntamente, según él, a partir de la denuncia presentada en 2006 por IU ante la Fiscalía Anticorrupción para que se investigara las circunstancias en las que se aprobó la tramitación del PAU de El Quiñón de Seseña, donde ‘el Pocero’ pretendía construir inicialmente cerca de 13.500 viviendas.

 

Fuentes de la formación señalan que “toda Izquierda Unida, contra la que en realidad va dirigida esta enésima acción judicial emprendida por Hernando Contreras, respalda a sus dirigentes en la unánime certeza de su correcta actuación y por el compromiso inquebrantable demostrado en el esclarecimiento y lucha contra cualquier tipo de supuesta corrupción, en su contrastado empeño de colaboración con la Justicia y en la defensa de los intereses de los ciudadanos en cualquier parte del Estado donde se tenga representación”.

 

Estas mismas fuentes indican que “nada podrá desviar a Izquierda Unida en su reivindicación y cumplimiento de una actuación ética en la política, en un momento en el que el ejercicio de lo público no anda sobrado de ello. Seguiremos defendiendo con un escrupuloso respeto a la Ley y a los ciudadanos que nos dan su respaldo los valores y principios democráticos en los que creemos firmemente”.

 

A raíz de la mencionada denuncia de IU de 2006 ante la Fiscalía Anticorrupción, y tras ocupar dos años completos para su tramitación, la Fiscalía decidió presentar una denuncia contra el ex alcalde socialista de Seseña, José Luis Martín, por los supuestos delitos de prevaricación, cohecho y delito contra la Hacienda Pública en relación con la aprobación de El Quiñón, al haber encontrado, entre otros indicios, “incrementos patrimoniales injustificados”.

 

Fue en ese momento cuando Francisco Hernando decidió querellarse contra Lara, Cámara y Fuentes –los dos primeros ocupaban en esa fecha los cargos de coordinador general de IU de Castilla-La Mancha y responsable federal de Organización, respectivamente-, en una actuación que, según fuentes del equipo jurídico de IU “carece de fundamento alguno ya que Izquierda Unida se limitó a poner en conocimiento de la Fiscalía Anticorrupción unos hechos, cumpliendo así con la obligación que debe caracterizar a toda formación que representa a centenares de miles de ciudadanos de pedir una investigación ante la presunta comisión de algún tipo de delito, como finalmente se concretó”.

 

Cabe recordar que esta misma querella que se vuelve a ver ahora ya fue sobreseída por primera vez en agosto de 2008 por el mismo Juzgado de Instrucción número 43 de Madrid. Entonces, esta instancia judicial consideró que Lara, Fuentes y Cámara se habían limitado a “poner en conocimiento del Ministerio Fiscal unos hechos, sin imputación concreta y específica de conductas”, por lo que era imposible de interpretar la comisión de delito alguno de denuncia falsa.

 

‘El Pocero’ recurrió esta decisión y la Audiencia Provincial de Madrid, después de que el Ministerio Fiscal interesara de nuevo la desestimación del recurso, acordó reabrir el procedimiento en enero de 2009. Según las fuentes jurídicas de IU, “se consideró simplemente que la denuncia no se podría archivar sin practicar ninguna diligencia, lo que nos lleva a la situación actual y a la citación del día 3”.

 

Estas mismas fuentes desmienten “tajantemente la versión que se ha hecho circular en relación de que con estas decisiones judiciales los tribunales estén ‘certificando’ el incorrecto proceder de los dirigentes de IU. Simplemente lo que se indica al juzgado de instrucción es que practique unas mínimas diligencias para que se puedan explicar las partes, sin que se ratifique la comisión de delito alguno”.

 

De esta forma, Izquierda Unida debe enfrentarse de nuevo ante una de las más de 15 querellas presentadas por Francisco Hernando contra varios de sus dirigentes en los últimos años. Por poner un ejemplo, este mismo mes de abril la Justicia acordó rechazar la octava denuncia del constructor, esta vez contra el alcalde de Seseña por el correcto ejercicio de sus funciones en la gestión municipal de esta localidad toledana.

 

El pasado mes de noviembre los órganos judiciales procedieron de igual modo al sobreseer la séptima de estas acciones judiciales de ‘El Pocero’. En ésta, una vez más dirigida contra Manuel Fuentes, se acusó falsamente al alcalde de prevaricación y delito medioambiental por aplicar estrictamente la legislación urbanística y de medio ambiente en el municipio.

 

De esta forma, en menos de un año ‘el Pocero’ ha visto como la Justicia dejaba en evidencia hasta en cuatro ocasiones su “obsesiva persecución” contra el alcalde de IU, tal y como motivaron sus abogados en uno de los escritos de petición de sobreseimiento finalmente estimado por el juez en uno de estos casos.

 

Estas últimas querellas fallidas del constructor de la polémica urbanización de ‘El Quiñón’ buscaban que Manuel Fuentes fuera apartado de su cargo y condenado, objetivos para los que no se dudó en acusarle sucesivamente de delitos tan variopintos como prevaricación, estafa, contra la ordenación del territorio o de carácter medioambiental.