IU “rechaza nítidamente” el pacto de PSOE, PP, CiU y PNV para ampliar el periodo de cálculo de las pensiones y rebajar así su futura cuantía

Izquierda Unida muestra su “nítido rechazo” a la posibilidad de que la ampliación del periodo de cálculo de las pensiones más allá de los 15 años actuales se convierta en una de las recomendaciones que haga la comisión del Pacto de Toledo, que lleva varios meses negociando en el Congreso la reforma de las pensiones públicas. Con esta claridad se expresó el portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, tras darse a conocer el pacto alcanzado por PSOE, PP, CiU y PNV en las reuniones mantenidas esta semana.

El parlamentario de IU hizo público que había concretado este rechazo en el seno del Pacto de Toledo y adelantó la intención de presentar un voto particular al texto que piensan encabezar PSOE y PP si finalmente se incorpora la ampliación del periodo de cálculo.

En una rueda de prensa conjunta en el Congreso con el portavoz de ERC y también del BNG -que comparte este rechazo-, Llamazares valoró esta propuesta como “un recorte muy importante de derechos porque supondría una disminución de las nuevas pensiones a medio plazo. Además, se mostró preocupado ante la posibilidad de que la recomendación abra la puerta al Gobierno para ampliar el periodo de cálculo de 15 años a toda la vida laboral.

Gaspar Llamazares fue taxativo cuando detalló que “sólo con ampliar el periodo de cálculo de pensiones de los 15 años actuales hasta los 20 se producirá un recorte del 10 % en la pensión media en el año 2030. A ello habría que sumarle el resto de medidas negativas que se quieren aplicar y que supondrán más recortes indirectos. Si se amplía la edad de jubilación a los 67 habrá un recorte adicional de otro 6%”.

Junto a este punto, Gaspar Llamazares avisó de que el otro escollo principal que “tiene paralizada las conversaciones” es la intención del Gobierno y del Grupo Socialista de ampliar la edad de jubilación a los 67 años.

Advirtió que la intención y la estrategia que lleva a cabo el PSOE es utilizar al Pacto de Toledo para que se apruebe “una redacción del texto lo suficientemente ambigua y capaz de realizar recomendaciones interpretables que den cobertura al Gobierno para que en enero pueda hacer lo que quiera en el proyecto de ley de la reforma.


Para Llamazares, “el Pacto de Toledo es muy importante y las recomendaciones que salgan tiene que elaborarse sin estrés, sin presión y tienen que ser muy claras”. Por ello, detalló que su propuesta pasa “por incluir en el texto que la edad legal de jubilación es y seguirá siendo 65 años, para evitar así que el Ejecutivo pueda hacer cambios y diga que cuenta con el respaldo y el aval del Pacto para su iniciativa legal y para el recorte de derechos”.

Indicó que IU sólo está dispuesta a apoyar iniciativas que permitan incentivar la prolongación de la vida laboral pero si este retraso de la edad de jubilación “es voluntario e individual. Si alguien quiere jubilarse a los 67 no nos oponemos, siempre que sea él quien lo pida”.

Gaspar Llamazares señaló que “el Gobierno tiene un problema y tendrá que pensar que la estrategia de ‘cheque en blanco’ no le vale y que esta batalla parcial la tiene perdida”.