Resolución aprobada por la Comisión Ejecutiva Federal de IU sobre la declaración de ‘alto el fuego’ anunciada por ETA

La Comisión Ejecutiva Federal de Izquierda Unida considera que el alto el fuego declarado por ETA en el comunicado hecho público hoy, siendo cualitativamente positivo con respecto a comunicados anteriores y como tímido principio para avanzar hacia la paz definitiva en Euskadi, supone un avance, aunque insuficiente, que no responde plenamente a las demandas de los ciudadanos y ciudadanas, a las necesidades del País Vasco, ni a las exigencias propias del fin de la violencia en un conflicto de esta naturaleza.

 

A nuestro juicio, dos son los elementos esenciales que permiten valorar algunos contenidos del comunicado como decepcionantes:

 

a) Carece del compromiso de que el alto el fuego declarado sea irreversible cuando, por su parte, exige  a los gobiernos español y francés que “abandonen para siempre” lo que denominan en su comunicado como “políticas represivas y la negación de Euskal Herria”.

 

b) ETA mantiene su tutela sobre el proceso y su finalidad, desautorizando así ‘de facto’ el punto dos de su propio comunicado que identifica a los actores del proceso como “los agentes políticos y sociales vascos”. No es posible un proceso democrático protagonizado por agentes políticos y sociales con legitimidad democrática si ETA se reserva el papel de garante armado que vigila y certifica el proceso. Resolver las claves que ETA plantea en su comunicado sólo puede hacerse desde la política. IU no cuestiona la legitimidad de las aspiraciones políticas de la izquierda abertzale, ni compartió ni comparte la Ley de Partidos, lo que cuestiona es que ETA pretenda erigirse en árbitro armado por muy ‘permanentemente’ que anuncie su alto el fuego.