IU saluda el avance de las propuestas de convergencia política para refundar la izquierda

Declaración aprobada en la Presidencia Federal: La IX Asamblea Federal de IU acordó poner en marcha un amplio proceso de convergencia política y social para la reconstrucción de la izquierda alternativa y transformadora en nuestro país, proceso al que denominamos de “Refundación”.

Entendimos de forma prácticamente unánime que Izquierda Unida necesitaba cambios profundos en su dinámica interna, anteponer la propuesta política, al conflicto interno, profundizar los mecanismos de participación de militantes y simpatizantes  y volcarnos hacia la sociedad en un gran proceso de encuentro con otros actores sociales y políticos, con los trabajadores y trabajadoras, con los sectores más débiles de la sociedad que estuvieran interesados en coincidir programáticamente con nuestro proyecto. Estamos convencidos de que ese proceso de convergencia política y social que estamos construyendo es imprescindible para generar un bloque social alternativo y crítico en permanente movilización contra el neoliberalismo que permita una salida social a la crisis

En el tiempo transcurrido tras la IX Asamblea Federal  los órganos de IU  han aprobado, siempre de forma casi unánime, numerosos documentos profundizando, concretando y desarrollando nuestra propuesta de Refundación de Izquierda Unida y de Refundación de la izquierda para la construcción de ese amplio bloque social alternativo y critico. Las federaciones, áreas y asambleas de Izquierda Unida, con mayor o menor intensidad, han desarrollado un destacado trabajo de convergencia con los movimientos y activistas sociales, forjando nuevas alianzas políticas, y llevando por todos los rincones del Estado el debate sobre la necesaria refundación de la izquierda.

Uno de los momentos más ilusionantes en este proceso fue la Asamblea de Refundación celebrada en Fuenlabrada (Madrid) el 26-6-2010, donde entre militantes de IU y otras personas de izquierdas, lanzamos a toda la sociedad el documento “Llamamiento a la Izquierda”  donde invitábamos a las gentes de izquierda a “construir una organización de nuevo tipo, una organización en la que debemos convivir y trabajar juntos diversos sectores de la izquierda anticapitalista: ecologistas, comunistas, socialistas, republicanos y nacionalistas de izquierdas, etc “

En los últimos meses hemos venido contemplando con simpatía y alto grado de coincidencia como en muy distintos sectores de la sociedad han ido prendiendo la propuesta lanzada en la Asamblea de Refundación de Fuenlabrada. Hemos presenciado la irrupción del movimiento 15M, que ha llenado las plazas y las calles  de debate político y de ciudadanos movilizados contra las políticas de ajuste y la sumisión de los gobiernos ante los mercados, con el grito unánime de “No somos mercancías en manos de los mercados”. Se multiplican todo tipo de iniciativas con el objetivo de democratizar la vida pública, de avanzar hacia una democracia participativa y de renovar las formas de hacer política y la relación de las instituciones con la ciudadanía. El inicio de un fuerte ciclo de luchas sociales es nuestro mayor estímulo para profundizar en el proceso de Refundación, para abrir Izquierda Unida de par en par, para construir desde la convergencia una alternativa política a la altura de las circunstancias y las necesidades de la gran mayoría social.

Saludamos las distintas iniciativas nacidas de distintos sectores sociales llamando a la convergencia y a la unidad de la izquierda frente al neoliberalismo. Desde el I Encuentro de Ecología “para una sociedad ecológicamente sostenible”, a la creación de las Mesas de Convergencia, pasando por distintas iniciativas académicas o sindicales, hasta el manifiesto presentado recientemente por distintas personas del mundo de la cultura.

Como  desarrollo del proceso de Refundación y concretando los acuerdos adoptados en la Asamblea de Fuenlabrada, inmersos ya en una fase caracterizada por la movilización social y las próximas elecciones generales, Izquierda Unida ha lanzado la iniciativa denominada “Convocatoria Social”, planteando así de forma concreta a la ciudadanía el debate sobre el Programa Político en torno al cual debe converger la izquierda. Esta iniciativa pretende abrir a la participación de la ciudadanía todo lo que tiene que ver con una propuesta electoral: desde la elaboración de un Nuevo Programa Político a la elaboración de las candidaturas y las alianzas electorales que plasmen el cambio social, ecológico y político que este país necesita y se pretende que el debate se articule tanto sectorialmente como territorialmente en cada localidad, en cada barrio en un proceso abierto de debate y participación que permita sumar voluntades que acaben haciendo suyas las propuestas programáticas y las candidaturas que la representen

Continuando por tanto con el proceso de Refundación y convergencia política de la izquierda en el que Izquierda Unida viene trabajando, manifestamos nuestro convencimiento y voluntad de intensificar los contactos tanto con los ciudadanos y ciudadanas como con las distintas iniciativas sociales y políticas que desde distintos ámbitos proponen procesos de convergencia frente a las políticas neoliberales, para ello, continuando los muchos contactos mantenidos hasta ahora, iniciaremos de inmediato una ronda de encuentros tanto con la ciudadanía como con el conjunto de colectivos sociales, sindicales, iniciativas, manifiestos y fuerzas políticas de izquierda y progreso interesadas en avanzar en la convergencia de la izquierda para una salida social de la crisis

Con este proceso pretendemos materializar la voluntad de Izquierda Unida de concurrir a las próximas elecciones con candidaturas que representen la máxima unidad de la izquierda plural y transformadora.

En la foto (de Aranguren) imagen de la manifestación del 20 de marzo.