IU conoce de primera mano la situación social de China y se interesa por la apertura democrática y el desarrollo sostenible de su economía